Memorando con Irán: la DAIA apeló en Casación los sobreseimientos y pidió avanzar hacia el juicio oral

Política

El caso fue iniciado por denuncia del fiscal Alberto Nisman, fue archivado y luego fue reabierto. Pero los acusados, entre ellos Cristina Kirchner, fueron sobreseídos.

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) pidió a la Cámara Federal de Casación Penal que revierta el sobreseimiento que se dictó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y quienes estuvieron imputados por el caso del Memorando con Irán.

Además, en el mismo escrito, la DAIA pidió el apartamiento de los jueces del tribunal que dictaron los sobreseimientos, Daniel Obligado, José Michilini y María Gabriela López Iñiguez.

Jorge Knoblovits, presidente de la querella DAIA interpuso el recurso de casación contra la resolución del 7 de octubre del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N 8 que dispuso los sobreseimientos al considerar que el Memorando con Irán no constituyó un delito.

El tribunal falló en línea con lo que había sostenido años atrás el juez Daniel Rafecas al señalar la inexistencia de delito, decisión que había apoyado el fiscal Javier De Luca en Casación.

Ahora la querella pidió dejar sin efecto o revocar los sobreseimientos dictados sobre todos los imputados, debiéndose proseguir las actuaciones, “llevándose adelante la prueba ordenada en forma anticipada o avanzar sin más dilaciones hacia el juicio oral y público”.

El caso fue iniciado por denuncia del fiscal Alberto Nisman, fue archivado y luego fue reabierto recurriendo a una causa melliza impulsada por dos familiares, Luis Czyzewski y Mario Averbuch, y la DAIA, que el entonces juez Claudio Bonadio avaló con graves imputaciones.

La reapertura fue posible por la actuación de la Cámara de Casación, con los votos de Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, quienes, según se supo este año, visitaban al ex presidente Mauricio Macri en la quinta de Olivos.

Semanas atrás el tribunal analizó entre otros aspectos el pedido de nulidad basado en las visitas de los camaristas de Casación Hornos y Borinsky, en momentos decisivos de la causa a la Casa de Gobierno y la Quinta de Olivos.

La DAIA se reservó el derecho de llegar hasta la Corte.

Sostuvo en el recurso de Casación de más de 90 páginas que “encontrándose en juego derechos y garantías de raíz constitucional, como el debido proceso y defensa en juicio (art. 18 de la CN), por resultar la resolución dictada, manifiestamente arbitraria, formulamos reserva del caso federal para acudir, de ser necesario, ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por vía del recurso extraordinario, en caso de que la resolución que se dicte sea adversa a la pretendida”.

Argumentos de la DAIA cuestionando el fallo del Tribunal Oral federal: ”Se ha valorado en forma indebida y arbitraria prueba incorporada a la instrucción, contrariándose la propia jurisprudencia invocada por el tribunal de juicio”.

“ Se ha valorado en forma arbitraria la supuesta “prueba nueva” ( en referencia a las revelaciones sobre las visitas de jueces a Macri).

“Se ha efectuado una llamativa e irrespetuosa comparación con la causa llamada “dólar futuro”, cuando en el caso de autos estamos ante el posible encubrimiento de imputados de un crimen de lesa humanidad”.

La querella volvió a cuestionar la audiencia que se llevó a cabo para tratar planteos de nulidad.

Dejá tu comentario