Investigan de oficio el incumplimiento del aforo en el acto de organizaciones sociales en Nueva Chicago

Política

La fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la fiscalía especializada en eventos masivos, será la que investigue si se superó la capacidad de personas permitidas.

La fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la fiscalía especializada en eventos masivos, del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, investigará de oficio el cumplimiento del aforo permitido en el acto que protagonizaron esta tarde organizaciones sociales en el estadio de Nueva Chicago y del que participó el presidente Alberto Fernández.

Se trató del cierre de un plenario del Movimiento Evita y otras organizaciones convocado bajo la consigna "Por la Unidad y la Victoria".

El comunicado difundido por el Ministerio Público Fiscal indica que "según el decreto presidencial, el aforo permitido en estadios es del 50%". "Sin embargo, para el resto de eventos masivos existe un tope de 6.000 personas tanto en interior como en exterior, con recomendación de distancia", agrega.

Se investiga si los organizadores violaron los artículos 205 y 239 del Código Penal, relativos a la violación de medidas contra las pandemias y resistencia a la autoridad, respectivamente.

La fiscal Ramírez es la misma que el lunes pasado dispuso el allanamiento del Estadio Monumental para el secuestro de "todos los elementos" que tengan relación con el exceso de concurrencia de público en el Superclásico disputado el domingo.

acto nueva chicago.jpg

Fuentes de la fiscalía confirmaron que también el Estadio de Vélez Sársfield estaba bajo investigación pero no fue allanado en este lunes.

Finalmente, tanto el presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, como el de Vélez Sarsfield, Sergio Rapisarda, quedaron formalmente imputados por el exceso de público en los partidos de fútbol del último fin de semana por delitos que contemplan penas de prisión de hasta dos años.

D'Onofrio y Rapisarda fueron responsabilizados como máximas autoridades de la Comisión Directiva de cada uno de sus clubes, pero el avance de la investigación podría extender las acusaciones a otros integrantes de ambas conducciones, especialmente a quienes tenían responsabilidad directa en la organización de los partidos que sus equipos disputaron en calidad de locales.

Dejá tu comentario