Alberto da guiño a clase media y acelera reforma de Monotributo

Política

El límite que se puso es julio. Buscan beneficiar antes de la próxima liquidación a quienes fueron recategorizados por la suba de facturación. La clave: el "puente" para aliviar paso a Autónomos. Sergio Massa se ausentará desde el domingo para realizar una gira por Estados Unidos, pero estaría de regreso para la votación.

Arrecia la campaña y Sergio Massa gana centralidad para capturar el voto de centro. El jefe del Frente Renovador extendió el alivio fiscal al Monotributo con un proyecto de ley para cancelar el cobro retroactivo de deudas y una suba en la escala de facturación. Fue la salida política al reclamo de la AFIP a los contribuyentes por las diferencias acumuladas entre enero y junio de este año a partir de la sanción del Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes.

Alberto Fernández volvió a empoderar a Massa de cara a la campaña, una pieza clave que en 2019 le permitió al kirchnerismo romper su techo electoral no sólo en la provincia de Buenos Aires sino también a nivel nacional. El alivio fiscal logrado por el presidente de la Cámara de Diputados a partir de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que benefició a 1.267.000 trabajadores, ahora se amplía al Monotributo con el proyecto de condonación de deuda retroactiva y suba de topes de facturación. Una medida que beneficia, en medio de la pandemia, directamente a la clase media y al electorado de centro que potencia Massa dentro del Frente de Todos.

Ya habían estado juntos el domingo en Olivos, pero el miércoles, el Presidente recibió a Massa en Casa Rosada junto a Martín Guzmán y al secretario de Hacienda, Raúl Rigo. No estuvo Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP. Allí Alberto instruyó a públicamente al exintendente de Tigre para avanzar en Diputados con la ley de “Fortalecimiento y alivio fiscal para pequeños contribuyentes”. El objetivo principal: dar mayor alivio fiscal y previsibilidad a la actividad económica de los monotributistas (4.080.151 contribuyentes). Los principales puntos del proyecto son:

  • Sostenimiento de los valores mensuales de las cuotas.
  • El valor de las cuotas de enero a junio de 2021 será el vigente a diciembre de 2020. La actualización de la cuota regirá a partir de julio de 2021.
  • Actualización progresiva y por escalas.
  • Se duplica para las categorías más bajas el incremento del 35% de este año (el aumento de la categoría A es del 77% respecto de diciembre 2020). Se fijan a partir del 1 de julio de 2021 nuevos parámetros de ingresos brutos anuales que complementan el régimen vigente desde enero de 2021, sin aumentar el valor mensual de la categoría (“cuota mensual”) del Monotributo.

Programa específico de Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes .

Este nuevo esquema permitirá que las o los contribuyentes se puedan mantener en el Monotributo a pesar de haberse excedido en la facturación. Los monotributistas de las categorías más altas deberán pagar una cuota especial para poder mantenerse en el régimen.

Régimen de regularización de deudas.

Permitirá a los contribuyentes adheridos al régimen regularizar su situación fiscal, permitiéndoles generar un esquema de previsibilidad económica y financiera. Este nuevo régimen condonará intereses y multas.

El proyecto recogió ayer el apoyo de sectores de Juntos por el Cambio. El radical Miguel Bazze adelantó que su bloque acompañará el proyecto sobre el régimen de Monotributo que presentará Massa, y que incluirá la revisión del retroactivo fijado por la AFIP a los contribuyentes, tras la recategorización dispuesta oportunamente. En despachos oficiales se consideró que los cambios no tendrán un impacto fiscal significativo, ya que si bien los 4 millones de monotributistas representan una cantidad importante de contribuyentes, su impacto en la recaudación fue del 1,12% del total en 2020.

El domingo Massa iniciará una gira de diplomacia parlamentaria por Estados Unidos que incluirá reuniones con funcionarios de alto nivel en Washington y Nueva York, con la misión de estrechar los lazos bilaterales entre ambos países. La primera actividad de en será en Washington, donde mantendrá un encuentro con Juan González, asesor de Joe Biden en el Departamento de Estado y su hombre de confianza en las relaciones con América Latina. El lunes, tiene prevista una reunión de trabajo con la delegación en la embajada argentina en Estados Unidos, y por la tarde se entrevistará con el diputado demócrata Gregory Meeks, quien preside la comisión de Relaciones Exteriores. El martes 15, Massa tendrá la actividad más importante de la gira: una audiencia con la subsecretaria de Asuntos para el Hemisferio Occidental, Julie Chung, una funcionaria clave del Departamento de Estado.

La agenda continuará por la tarde con una visita al Capitolio, donde almorzará con diputados estadounidenses, y después mantendrá tres reuniones: con el Comité Judío estadounidense, el Caucus de Congresistas Latinos y Judíos de la Cámara de Representantes, y el titular de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez.

Temas

Dejá tu comentario