8 de octubre 2009 - 21:33

Morales consideró que el "borocotazo" de la senadora es parte de un pacto de "impunidad"

Gerardo Morales.
Gerardo Morales.
El titular de la UCR, Gerardo Morales, no descartó que el gobernador de Corrientes, el también radical Arturo Colombi, haya negociado "impunidad" con el Gobierno nacional a cambio del voto de una senadora de su provincia a favor de la Ley de Medios.

"Puede estar negociando impunidad", enfatizó Morales, al apuntar contra Colombi, al tiempo que comparó las negociaciones que se dan por la Ley de Medios con "aquella ley laboral" aprobada en el gobierno de la Alianza y por la que se denunciaron coimas.

En declaraciones radiales, Morales confirmó que la senadora correntina María Dora Sánchez se reunió con el vicepresidente Julio Cobos y que le admitió que, luego de haber adelantado su voto negativo a la ley ahora va a apoyarla a cambio de "recursos que estaría consiguiendo para la provincia".

Fuentes del radicalismo aseguraron en diálogo con Ámbito.com que los "sorprendió" el cambio de postura de Sánchez, quien indicó que votará a favor tanto "en general como en particular" la ley de medios, al tiempo que insinuaron que el voto pudo haber sido "comprado" por el kirchnerismo.

"El kirchnerismo compra, compra, compra", opinaron desde el radicalismo a este diario. Además, destacaron que la grave situación en la que se encuentra la provincia de Corriente es un punto clave en la supuesta negociación entre el Gobierno y Colombi.

Al respecto, Morales agregó que "Colombi puede estar negociando impunidad ya que tiene una denuncia por peculado, ha tenido al secretario preso y se da toda esta situación confusa con este caso donde hay también funcionarios del gobierno" citados a declarar.

Así, el senador jujeño se refirió al caso del empresario Hernán González Moreno, cercano al gobernador Arturo Colombi, quien apareció muerto hace una semana en la localidad de Goya, y si bien en un principio se especuló con un suicidio, los investigadores dudan de esa hipótesis.

Por otra parte, advirtió que "es muy grave lo que está pasando con el senador bussista tucumano Carlos Salazar", quien también apoyaría la ley.

"Hay que tener cuidado con los senadores que dejan el cargo el 10 de diciembre", advirtió. Además, consideró "muy grave lo que está ocurriendo en los últimos días previos a una sesión".

Morales subrayó que se "está oscureciendo el trámite de la ley". "Viene muy mal, es muy poco transparente" la forma en la que se negocian los votos en el Senado, consideró.

En tanto, desde el radicalismo confirmaron que ya tienen listo el dictamen de minoría y que pese a los imprevistos giros de los dos senadores que votarán para el oficialismo, confían en que pueden dar pelea en el debate en particular.

Las mismas fuentes señalaron que continúan con febriles negociaciones para consensuar una estrategia común para la votación del viernes y lograr, al menor, que el proyecto sufra modificaciones para que vuelva a Diputados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar