Moyano marchó para pedir la reapertura de la causa Rucci y aprovechó para fustigar al Gobierno

Política

El pedido de reapertura de la causa por el asesinato de José Ignacio Rucci sirvió para que el peronismo no kirchnerista confluyera en una foto de fuerte impacto político, con figuras como el gobernador cordobés José Manuel de la Sota, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y el diputado Francisco de Narváez, entre otros.

El acto se desarrolló en el 39° aniversario del crimen del líder sindical frente a los tribunales de Comodoro Py, donde Moyano lanzó un duro discurso contra el Gobierno nacional.

"En 2013 a todos estos mentirosos les vamos a dar el castigo que merecen en las urnas", vociferó el líder camionero, que recibió el aplauso de los dirigentes que lo acompañaban en el escenario y manifestantes de distintos grupos del peronismo opositor.

Además de De la Sota y De Narváez, el camionero estaba rodeado por los hijos de Rucci, Claudia y Aníbal, el senador Adolfo Rodríguez Saá, el titular del gremio UATRE y de las 62 Organizaciones Peronistas, Gerónimo "Momo" Venegas, el ex mandatario entrerriano Jorge Busti, los intendentes Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas) y Luis Acuña (Hurlingham) y el ex líder carapintada y jefe comunal de San Miguel, Aldo Rico.

El gran ausente fue el gastronómico Luis Barrionuevo, enfrentado con Moyano y quien coquetea con la CGT aliada al Gobierno para integrar una posible conducción tripartita.

Mientras tanto, la Juan Domingo -agrupación creada por el gobernador Daniel Scioli para defenderse de los embates kirchneristas- mostró su adhesión con el senador provincial Baldomero "Cacho" Álvarez y su par Osvaldo Goicoechea.

Con los Tribunales de Comodoro Py como escenografía, Moyano afirmó que el pueblo "vive atemorizado y presionado" y que "está agotando su paciencia".

"Es una mentira permanente que venimos soportando y no estamos dispuestos a más. A Perón no lo sustituye nadie y las políticas peronistas son una sola: la justicia social. Ellos (por el Gobierno nacional) no aprendieron nada de Perón", aseguró el camionero.

Habló sobre "falta de libertad" en la Argentina, destacó la convocatoria a la marcha que reclamó contra la prescripción de la causa por el crimen de José Ignacio Rucci y marcó diferencias puntuales con las manifestaciones kirchneristas.

"Nadie obligó a venir a nadie. Esta es la diferencia que tenemos con los que vienen por obligación y son manejados desde el Gobierno. En el cuarto oscuro nadie obliga a nadie", afirmó Moyano, último orador del acto en el que también hablaron los hijos de Rucci y "Momo" Venegas.

Los protagonistas tomaron distintas lecturas de este encuentro, ya que por un lado Venegas alentó a que la oposición se aglutina para "derrotar al Gobierno", mientras que el gobernador de Córdoba De la Sota minimizó la presencia de las figuras del peronismo disidente.

"Creo que en el 2013 toda la oposición tenemos que coincidir en cuatro o cinco puntos y firmar un documento. Tenemos que derrotar al Gobierno", afirmó Venegas en declaraciones a la prensa.

"Creo que no (es un acto de la oposición). Yo soy peronista y nosotros somos constructores no destructores, dejemos la oposición para aquellos que no están acostumbrados a gobernar", consideró el cordobés De la Sota, que pese a haber sufrido un cólico renal estuvo en Comodoro Py.

Varios de los asistentes al acto se reunieron previamente en la sede de la CGT Azopardo y llegaron al acto juntos en una combi, constató Noticias Argentinas.

Todos ellos se pronunciaron en contra del cierre de la causa, decisión adoptada por el juez Ariel Lijo, quien consideró que el expediente prescribió porque el crimen no configuró un delito de lesa humanidad.

Dejá tu comentario