Nuevo look

Política

El con abrigo, ella tocada. Enfrente, una ecologista que no siente el frío. Fue en Tandil, donde Néstor Kirchner y su esposa inauguraron una réplica de la Piedra Movediza que, claro, no se mueve.

La primera en desvestirse por la causa ambiental fue la reina del carnaval de Gualeguaychú Evangelina Carrozo, en la Cumbre de Jefes de Estado que se realizó el año pasado en Viena. Ayer, en Tandil, otra ecologista sorprendió al exhibirse con el torso desnudo (y pintado), en este caso en defensa de las sierras donde se desarrollan diversos proyectos de extracción de granito. La provocativa manifestación desvió por unos instantes la atención de los asistentes al acto oficial por la reposición de la Piedra Movediza, incluido el propio Néstor Kirchner, que dedicó en su discurso una improvisada mención a los conflictos ecologistas. «Los ambientalistas están luchando por un criterio que yo también comparto», manifestó en relación al rechazo de gran parte de esa población a la actividad canteril y, por ende, a la resistencia de los entrerrianos a la instalación de Botnia en Fray Bentos.

Dejá tu comentario