Papeleras: Argentina pedirá la relocalización de Botnia

Política

El canciller Jorge Taiana anticipó ayer que Argentina "va a pedir la relocalización" de la planta pastera que la compañía finlandesa Botnia construye en Fray Bentos.

Taiana reafirmó la postura argentina en este tema y remarcó que la ubicación del emprendimiento de Botnia, auspiciado por el gobierno uruguayo, "no debe ser en Fray Bentos".

El titular del Palacio San Martín indicó que la solicitud argentina se realizará en el marco de la reunión bilateral con Uruguay que se realizará en los últimos días de mayo en Nueva York.

"Vamos con nuestra información, con nuestras preguntas (a Nueva York), esperamos que se contesten de parte de Uruguay", señaló el canciller, en breves declaraciones que formuló en el marco de un acto realizado en la Manzana de las Luces de esta ciudad.

Taiana hizo hincapié en la necesidad de "conversar" con el gobierno del presidente Tabaré Vázquez sobre la problemática planteada por la instalación de la planta en cuestión, que se está dando sobre la base de "reiteradas violaciones" al Tratado bilateral del río Uruguay.

El canciller destacó al respecto los "alcances" de la reunión técnica que se dará los días 29 y 30 del corriente a instancias del facilitador del diálogo, Juan Antonio Yáñez Barnuevo, designado por el rey de España, Juan Carlos de Borbón.

"La reunión tendrá carácter técnico, estamos trabajando en la preparación de nuestra información y nuestras preguntas", indicó el ministro poco antes de acompañar en un acto al ministro de Educación y candidato a jefe de Gobierno porteño, Daniel Filmus.

Consultado específicamente por el accionar de los asambleístas entrerrianos, que cortan rutas binacionales y proyectan realizar acciones "sorpresivas", Taiana dijo que "todos saben que hay gran inquietud en Gualeguaychú".

Por otra parte, manifestó que no ha "escuchado" que los asambleístas "vayan a hacer acciones sobre la planta", como se especula especialmente desde Uruguay.

El canciller, a poco más de una semana de la reunión neoyorquina, reafirmó la posición argentina que es contraria a la actitud de "hecho consumados" adoptada por el gobierno uruguayo en materia pastera.

También, de hecho, rubricó las dudas que persisten en el gobierno de Néstor Kirchner sobre el "contenido" del proyecto Botnia, pues Uruguay no satisfizo aún a la Argentina con la información referida a la planta.

Existe la sospecha, en diferentes estamentos argentinos, sobre que la magnitud de la planta construída con capitales fineses (producirá un millón de toneladas al año) provocará severos daños medio ambientales en la región, particularmente en el río Uruguay.

La reunión de Nueva York se realizará en las oficinas que ocupa Yáñez Barnuevo, en su condición de Embajador de España ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), informaron fuentes oficiales españolas.

El encuentro será protagonizado por dos delegaciones de técnicos argentinos y uruguayos, pertenecientes a las cancillerías y las respectivas carteras nacionales de Medio Ambiente.

La directora de Medio Ambiente de Uruguay, Alicia Torres, aseveró que su delegación prevé llevar a estados Unidos "todos los elementos informativos" que dispone sobre el proyecto Botnia.

Además, dijo que su gobierno observa con "optimismo" el horizonte del conflicto que, de fondo, está dirimiéndose en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Del lado argentino, la secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti, afirmó ayer que el gobierno argentino continuará "defendiendo" sus derechos y el cuidado del río Uruguay "hasta las últimas consecuencias" Picolotti aseveró que la construcción de la planta pastera de Botnia "está situado en un marco de ilegalidad, porque hay violaciones al Estatuto del río Uruguay".

Dejá tu comentario