Elecciones, ley y guerrilla esperando a Pfizer 

Política

Los halcones apuntan al plan de vacunación en año electoral. Ya sin cuestionar a Sputnik, ahora ruegan por dosis de la multinacional Pfizer. La ley de inmunidad votada por oficialismo y oposición es una traba. El contrato con Brasil hace renunciar a todo, incluso activos. 

Los halcones apuntan al plan de vacunación en año electoral. Ya sin cuestionar a Sputnik, ahora ruegan por dosis de la multinacional Pfizer. La ley de inmunidad votada por oficialismo y oposición es una traba. El contrato con Brasil hace renunciar a todo, incluso activos.

Un sector de la oposición política en la Argentina decidió poner al plan de vacunación oficial en la campaña electoral.

Justo cuando Elisa Carrió había logrado transmitir su vuelta al eje “centro”, emergió Patricia Bullrich con su modo guerrilla para instalar la duda Pfizer.

¿Tiene algo que perder? Nada, solo ganar posicionamiento para encabezar la lista de diputados por la alianza Cambiemos en Capital.

Un dolor de cabeza para Horacio Rodríguez Larreta.

Este miércoles en el Senado se votará la prórroga de 30 días del calendario electoral. Esto implica que los argentinos vamos a sufragar en setiembre (primarias) y noviembre (generales).

Las vacunas comprometidas para el mes de junio -las que sumarán al menos unas 20 millones de dosis-, representará que 35% de la población tendrá una dosis contra el Covid-19.

A la fecha, la vacunación llegó al 22% de los 45 millones de habitantes.

Campaña

Los meses de junio y julio serán clave para que el Gobierno transite entre su plan de vacunación, el cual debe perfeccionar, y las cifras que a diario arroja el boletín epidemiológico.

Con la condición de que el ritmo de llegada de vacunas se mantenga, agosto será un mes para revisar los daños que deja la pandemia y momento para que la sociedad dispuesta a votar evalué.

El tándem Macri-Bullrich saben que el oficialismo podría obtener una valoración positiva con un plan de vacunación aceptable. Todas las encuestas indican que la mayoría desea inocularse.

Entonces, la propuesta de campaña lanzada en las últimas semanas es golpear a la falta de vacunas. Ya no se discute la eficacia de la Sputnik. Y quedó atrás la bandera de la educación presencial.

La consigna es: “las vidas que hubiéramos salvado con Pfizer”.

Oposición

El bloque de la oposición tiene una lado b en la traba con Pfizer. En el Congreso, senadores y diputados tanto del oficialismo como de la oposición votaron la ley de Inmunidad de Vacunas. Hubo un puñado de abstenciones.

La votación celebrada el 7 de octubre de 2020 obtuvo la mayoría de 230 votos a favor la “Ley de Vacunas - Generar Inmunidad Adquirida contra el COVID-19 - OD. 124 -Exp. 5072-D-2020”. Las abstenciones cosecharon 11 y por la negativa se inclinaron 8 legisladores.

El 29 de octubre, en el Senado, hubo 54 a favor de la norma, 12 en contra y 4 ausentes.

Es interesante revisar las versiones taquigráficas de las sesiones. En diputados sólo Nicolás Del Caño habló sobre Pfizer, pero no a favor, sino para cuestionar las ganancias de 2019. Y en el Senado, Nancy González, para contar que Pfizer-Biontech iba a iniciar ensayos clínicos en el Hospital Militar, en Buenos Aires.

Una farmacéutica multinacional como Pfizer conoce las reglas de juego de cada país y continente. Sabe cuáles podrían ser los eventuales juicios a enfrentar ante una vacuna que no terminó su proceso. Y como bien destaca en los contratos de ventas que está en prueba de fases 2 y 3.

La publicación de ley en el boletín oficial y repasando las posiciones de los legisladores, quedaban abiertos a demandas. Las críticas fueron muy fuertes como la del senador Romero porque Argentina transfería jurisdicción.

Los activos de la Argentina quedaron a salvo con la sanción de la ley de inmunidad de vacunas por si algún laboratorio pretende accionar contra el país. Por eso surgió que podría resolverse con un seguro de caución, algo que por la complejidad no se adquiere en una aseguradora. Quién puede garantizar cuál es el monto de la póliza por un efecto de la vacuna contra Covid.

Contrato Pfizer en Brasil

El contrato que firmó el gobierno de Jair Bolsonaro deja claro que “el comprador, en su nombre y en el del Estado brasileño, renuncia expresa e irrevocablemente a cualquier derecho de inmunidad que él o sus activos puedan tener o adquirir en el futuro”.

Y agrega en el contrato que están “incluidos los activos controlados por cualquier agencia, municipio, Banco Central o autoridad monetaria de Brasil”.

WhatsApp Image 2021-06-02 at 13.52.03.jpeg

El embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Arguello, activo reuniones con ejecutivos de Pfizer. Aún no hubo respuestas. En la discusión con Pfizer en Argentina, ayer tributo a la causa Santiago Cornejo, representante del sistema de Covax.

Con la llegada de vacunas y la aceleración de la vacunación, el Gobierno da respuestas concretas. En el caso Pfizer deben hallar una mejor respuesta pública, o cuentan el precio de la vacuna (algo que no quiere Pfizer por cláusula de confidencialidad) y las condiciones exigidas.

WhatsApp Image 2021-06-02 at 13.52.03 (1).jpeg

Temas

Dejá tu comentario