20 de marzo 2008 - 00:00

Piqueteros duros que amenazan con milicias

Juan Carlos Alderete
Juan Carlos Alderete
Por cuatro horas, diluido por el paro del campo, piqueteros anti-K volvieron ayer a cortar la Ruta Nacional 3, en La Matanza, en lo que marcó el regreso de los cortes de ruta por parte de grupos de militantes y desocupados, contra el gobierno de un Kirchner.

La protesta la organizó la Corriente Clasista y Combativa (CCC), brazo callejero del maoísta Partido Comunista Revolucionario (PCR), para reclamar contra la inseguridad y por el aumento de precios producto de la inflación.

Unas 1.500 personas iniciaron el corte, en el kilómetro 27, a las 10 de la mañana y lo continuaron hasta las 2 de la tarde, según explicó el jefe de la CCC, Juan Carlos Alderete.

  • Regreso

  • Con el piquete, la CCC vuelve después de dos años a usar el método de cortar calles y rutas luego de haber aceptado una tregua con el gobierno para no repetir ese modelo de protesta. La tregua terminó ayer y, según explicó Alderete, en abril empezarán con una secuencia de piquetes, cada vez de más larga duración.

    Alderete y la CCC tienen una prolífica historia en materia de piquetes: fueron, en La Matanza, en el año 2000, los que junto a la FTV de Luis D'Elía mantuvieron un corte durante quince días contra el gobierno de Fernando de la Rúa. Fue un escollo para el radical.

    Ahora, sin embargo, D'Elía está kirchnerizado y Alderete se mantiene en la línea dura, antikirchnerista.

    El piquetero explicó que «la inflación agudiza el problema social» y acusó «al gobierno de Cristina de Kirchner» de ser el responsable de «la constante suba de precios» que afecta, «con más fuerza, a los sectores sociales más bajos». Además del tema inflacionario, ligado a un pedido de aumento de los planes sociales -piden que se suba el subsidio, que en la actualidad es de 150 pesos por mes-los piqueteros incluyeron en su agenda de protesta otro asunto: la inseguridad.

  • Advertencia

    El dirigente afirmó que «se genera más inseguridad en los barrios por los ' transas' y los 'narcos' con el maldito 'paco' que destruye a las familias». Fue más lejos: «Vivimos entre banditas que se tirotean y nuestras familias están en el medio», denunció.

    Y advirtió que su agrupación propone, e incentivará, la conformación de milicias populares para defenderse en los barrios contra los delincuentes.

    La agrupación recibió la adhesión de algunos foros de seguridad integrados por vecinos de La Matanza, y de una delegación de la Asociación-Madres contra el Paco.

    Además, Alderete advirtió que tiene problemas con «cinco mil» integrantes de esa agrupación que integran cooperativas de trabajo en todo el país.

    «Al principio del gobierno nos dieron obras para hacer, pero no nos han dado continuidad por el solo hecho de que somos opositores. Hicimos viviendas populares en muchas provincias, pequeñas obras públicas y salas de salud. Eso se empezó a cortar, hay muchos compañeros que hace un año y medio no tienen trabajo», señaló.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar