Por cadena nacional, Cristina evitó hablar del campo y pidió unidad

Política

La presidenta Cristina Kirchner apeló ayer a la "unidad nacional, tolerancia y comprensión", durante un acto en conmemoración por el Día de la Bandera, en el que no realizó ninguna alusión directa al conflicto agropecuario.

La jefa de Estado hizo uso por quinta vez de la cadena nacional durante su mandato en un acto en la localidad bonaerense de Hurlingham, donde llamó a "construir día a día la democracia que nos ennoblece" y a pensar en el otro.

Cristina pidió seguir el "ejemplo" de Manuel Belgrano, de "unidad nacional, tolerancia y comprensión" y de "defensa de la Patria", palabras que tuvieron una connotación especial en medio del conflicto agropecuario.

Pasados ya los 100 días del permanencia de la disputa, el anuncio de uso de la cadena nacional generó expectativas de que la Presidenta se referiría al conflicto, ya que para la medianoche estaba previsto que cesaran todos los cortes de ruta convocados por las entidades agrarias.

Sin embargo, no se pronunció en forma directa a la crisis y, tras tomar el juramento a la bandera de los estudiantes presentes, dirigió su discurso a elogiar a Belgrano, quien -destacó- "tuvo que elegir entre su vocación y el deber" y "eligió el deber".

El acto se inició con las palabras del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y pasadas las 14:45 subió al atril Cristina, mientras observaban sentados a su derecha el ministro del Interior, Florencio Randazzo; de Educación, Juan Carlos Tedesco; y el vicegobernador de Buenos Aires, Alberto Balestrini.

También estuvo el vicepresidente Julio Cobos, quien había quedado algo desairado con la convocatoria a gobernadores para discutir una salida al conflicto, ya que al parecer la Casa Rosada se comunicó con los más afines para pedirles que no concurran.

La Presidenta iba a celebrar el 20 de junio en Rosario, junto al monumento a la bandera, aunque a último momento se cambió el escenario y el gobernador santafesino, Hermes Binner, encabezó solo la conmemoración al General Belgrano.

La segunda mudanza del acto se dio por la mañana cuando, nuevamente por el temporal, el lugar de encuentro se trasladó desde la localidad bonaerense de Quilmes hasta el estadio de Hurlingham, donde finalmente se realizó, ante la presencia de cientos de estudiantes.

"Cuando uno sigue su vocación esta haciendo lo que le da placer. Cuando elige el deber, ya no se guía por el gusto personal, sino que uno está eligiendo a los otros; al compromiso con la patria", enfatizó Cristina, perseguida por lo ojos curiosos de los estudiante.

Finalizado el acto escolar, Randazzo aportó el tono político al hablar con la prensa para asegurar que "todos" los gobernadores gozan de "la libertad" para decidir si acceden o no a la convocatoria de Julio Cobos a discutir las retenciones.

Uno de los puntos que más despertó la atención durante el acto fue la lectura que Cristina hizo de un papel, al momento del juramento a la bandera; quizás la primera vez que la mandataria hace uso de un apunte para dirigirse desde un micrófono.

Dejá tu comentario