Diputados: funcionarios de Economía dieron detalles sobre el Presupuesto 2021

Política

Los secretarios de Hacienda, de Política Económica y de Finanzas, Raúl Rigo, Haroldo Montagu y Diego Bastourre expusieron durante más de cuatro horas sobre los lineamientos del proyecto de ley de leyes. La reunión pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes a las 15 donde los legisladores podrán formular preguntas.

Los secretarios de Hacienda, de Política Económica y de Finanzas, Raúl Rigo, Haroldo Montagu y Diego Bastourre, respectivamente, expusieron esta tarde ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja sobre los ejes centrales del proyecto de Presupuesto 2021. " El rol que nos proponemos con este presupuesto es tranquilizar la economía", señaló Montagu.

Durante más de cuatro horas, los funcionarios expusieron los diferentes lineamientos del proyecto de "ley de leyes". Sin embargo, como el horario estipulado para la reunión era hasta las 20 y no quedó tiempo para las preguntas, el titular de la comisión, el diputado oficialista, Carlos Heller, propuso un cuarto intermedio hasta el próximo viernes a las 15.

Al tomar la palabra, el Secretario de Política Económica, Haroldo Montagu destacó que "la idea con este presupuesto es construir un puente entre la economía que tenemos y que enfrentamos ahora y la economía que queremos alcanzar, estable. Este es el rol que nos proponemos con este presupuesto, de tranquilizar la economía" y señaló que "para cada una de las prioridades hay una o varias partidas presupuestarias que lo respaldan".

"Este presupuesto pone el foco en la economía real como motor de la recuperación de la economía Argentina. No hay recuperación de la actividad económica sin un rol del Estado que acompañe y complemente al sector privado", indicó y agregó que el proyecto enviado al Congreso "refleja la visión que tiene este gobierno sobre las prioridades estratégicas, y por cada una de esas prioridades hay una partida presupuestaria que la respalda".

El objetivo de su exposición fue realizar un balance del impacto del Covid-19 en la economía. En este sentido, explicó que "el PBI registró en el segundo semestre la caída más grande de su historia: del 12.6%". Además, indicó que la industria está 9 puntos por debajo de lo que representaba en febrero antes de la llegada del Covid.

Montagú2.jpg

Montagu describió también que en el sector de los servicios hubo un “impacto heterogéneo”. “Algunos resultaron severamente afectados como la hotelería y restaurantes con caídas del 80% en abril. A diferencia del sector de la construcción, la recuperación en estos sectores es menor”, dijo.

En tanto, se refirió a la tasa de actividad y empleo y señaló que cayeron abruptamente en el segundo trimestre del 2020. “Ambas tasas fueron de las más bajas desde 2002”, explicó y describió que debido al ASPO “hubo una imposibilidad de que las personas puedan salir a buscar trabajo por las condiciones y por eso, creció el nivel de inactividad y aumentó la tasa de desempleo”.

Respecto a las finanzas públicas, Montagu hizo hincapié en la caída de la recaudación tributaria en términos reales, "que presenta números negativos desde 2018 y ha acentuado su caída desde el comienzo de la pandemia". “Esto sumado a que el Estado destinó casi 7 puntos del PBI en asistencia social ante la pandemia, muestran un déficit fiscal elevado”, agregó.

Pese al panorama desalentador, dio un dato positivo al señalar que hacia agosto de 2020 se acortó la brecha entre ingresos y erogaciones del Estado. "Lejos de querer presentar un panorama de recuperación plena, en mayo se creció cerca del 10% y en junio 7,5%, y en julio 1,1%". Es decir que de a poco se va recuperando esta caída fuerte pero todavía lejos de los niveles de antes de la pandemia", continuó.

Por último, el funcionario también se refirió al escenario económico para el 2021 dispuesto por el Presupuesto y analizó que “la tranquilidad de la economía no se puede lograr sin recuperación de la actividad económica”. En este punto, agregó que “para salir de esta macroeconomía extrema necesitamos comenzar a recorrer un sendero de sostenibilidad fiscal y externa”.

A su turno, el Secretario de Hacienda, Raúl Rigo, señaló que el proyecto de Presupuesto 2021 "es una repuesta a los desafíos que tenemos en la economía" y subrayó que la composición del gasto y del déficit "está construido sobre supuesto realistas y prudentes".

Rigo repasó los tres ejes fundamentales que se tuvieron en cuenta en la formulación del proyecto de Presupuesto 2021. Por un lado, señaló que el proyecto ha sido diseñado "de manera consistente con el escenario económico", y por el otro que "propone un nivel y una composición del gasto primario que permita al Gobierno llevar adelante una política fiscal expansiva". En tercer lugar, detalló que el proyecto "busca proponer un nivel de déficit fiscal", en torno al 4,5%, que sea financiable".

Raúl Rigo1.jpg

“Todas las políticas públicas que se proyectan tienen un financiamiento genuino”, agregó y destacó que “hace una apuesta muy clara a la inversión pública”. También dijo que habrá un "esfuerzo decidido" para la innovación y el desarrollo y que un "pilar fundamental" será la salud pública.

Rigo indicó además que el cuarto pilar del presupuesto será la inversión en educación y conectividad, que representará el 1,3% del PIB; mientras que el quinto y el sexto será la inclusión social activa y las políticas de género y diversidad, respectivamente.

“Prevemos un año 2021 en el cual los recursos fiscales se recuperen de una manera ostensible”, dijo Rigo y destacó que el “reordenamiento tributario” realizado en diciembre de 2019 será la base para el cumplimiento de este objetivo.

“El proyecto de ley de presupuesto está construido sobre supuestos realistas”, agregó Rigo y detalló “un crecimiento del PIB de 5,5%, un consumo privado creciendo al 2%, un tipo de cambio nominal en diciembre de $102,4 y un IPC en diciembre de 29%. En tanto, auguró que se espera que los recursos muestren una “recomposición robusta”, gracias a la recuperación del PBI y a la variación interanual de la recaudación tributaria.

Como tercer orador por el Ministerio de Economía, el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, puntualizó que el Presupuesto 2021 plantea “un programa financiero realista y prudente porque es consecuente con otro de los objetivos que es el desarrollo del mercado de capital local y porque hace un uso razonable y equilibrado de las diferentes herramientas de financiamiento”. En este sentido, destacó que “de cada 10 pesos que tenemos que financiar, 9 serán en pesos”.

Diego Bastourre.jpg

Bastourre planteó que el proyecto de Presupuesto contempla un 3,15% de necesidades netas de financiamiento. “Este es el verdadero desafío que tenemos que enfrentar durante 2021”, advirtió.

El funcionario planteó que “el verdadero desafío que tenemos que enfrentar durante 2021” será el 3,15% de necesidades netas de financiamiento.

Sin embargo, destacó: “Cuando decimos que este es un presupuesto viable también estamos mirando estas cosas: pocas necesidades de endeudamiento en divisas y también un 2021 en el cual los vencimientos son con el sector público nacional, con lo cual tenemos un punto de relativa ventaja frente a 2020”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario