Massa y Guzmán velan armas de cara al debate por Presupuesto

Política

Almorzaron en el Ministerio de Economía. Coincidieron en fortalecer el trabajo conjunto, y coordinar las tareas conjuntas. Intercambio de elogios y coincidencias sobre los ejes centrales de la ley de leyes.

Venían de compartir estrado el martes pasado en Congreso durante la presentación formal del Presupuesto 2021, proyectado por el Gobierno para enfrentar la economía de la pospandemia. Hoy volvieron verse las caras. Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados y clave en la trinidad del Frente de Todos, fue hasta el quinto piso del Palacio de Hacienda para almorzar con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El debate que viene en Diputados por el Presupuesto 2021 es clave para el Gobierno, y buena parte del avance del proyecto es responsabilidad de Sergio Massa que viene oficiando como aglutinador de voluntades para consensuar las iniciativas del oficialismo.

En una charla distendida, después de una noche en la que Massa se concentró en el escándalo sexual del diputado Juan Ameri a quien le exigió la renuncia, Guzmán y el tigrense analizaron los distintos puntos del Presupuesto y los pilares en los que el oficialismo apoya sus proyecciones.

En la charla, ambos coincidieron en que “para construir confianza es central lo que se muestra en el Presupuesto: números reales”, tal como confiaron a Ámbito fuentes oficiales. En ese sentido también evaluaron que el proyecto enviado al Congreso servirá para ordenar a la economía y a la política económica en general, de cara a transitar un camino que permita restaurar la confianza de la gente.

En el Gobierno analizan que a poco más de seis meses del inicio del aislamiento, el estado de ánimo de los argentinos está bastante deprimido, pero con la restricción prorrogada hasta el 11 de octubre, el foco está puesta en la recuperación de la economía, que ya venía golpeada desde la era Macri, y que la pandemia profundizó.

El Presupuesto, que tiene un eje expansivo de la economía apunta a ingresar en una fase de crecimiento, que aunque moderado, permita ir normalizando varios indicadores económicos que en la fase más dura de la cuarentena sufrieron desplomes más que considerables.

Massa y Guzmán mantienen un contacto fluido de cara a la puesta en marcha del Presupuesto. Coinciden en que es importante el consenso y la unidad. Es por eso que el martes pasado En el Salón de Pasos perdidos, Massa fue anfitrión para que el ministro de Economía responda a los preguntas de los diputados propios y de la oposición. “Hay que escuchar y dialogar, porque el Presupuesto tiene las respuestas”, valoraron durante el diálogo en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

Al respeto, Guzmán le agradeció a Massa el trabajo que viene haciendo en el Congreso para lograr la sanción de leyes clave para el Gobierno, aún en un contexto de pandemia y con la implementación de las sesiones virtuales. En esa línea, congeniaron para seguir trabajando y ordenar el trabajo conjunto de cara a lo que será el debate en las comisiones y en el recinto del Presupuesto.

Por su parte, Massa elogió el Presupuesto elaborado por el equipo económico de Martín Guzmán. Destacó sobre todo el equilibrio entre los objetivos proyectados y resaltó el hecho de que “apunta a recuperar la economía”. En ese sentido, el presidente de la Cámara de Diputados dijo que “vamos a salir de esto y es el camino. Es un Presupuesto que va a ayudar a la Argentina a salir de donde está”.

Como datos salientes, el proyecto de Presupuesto contempla gastos por más de $8,3 billones, un déficit del 4,5%, un crecimiento del 5,5% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación del 29% y un dólar en torno a los $ 102,4, para fin del próximo año.

El martes, ante los diputados, Guzmán, cuya exposición se extendió por espacio de casi una hora, también respondió preguntas de los diputados del oficialismo y la oposición, donde confirmó que en los próximos días se mandará un proyecto para establecer la nueva fórmula jubilatoria que reemplazará la movilidad jubilatoria aprobada en el gobierno de Mauricio Macri.

Al explicar los ejes centrales del presupuesto, Guzmán señaló que "el desafío del Gobierno es construir condiciones de estabilización para recuperar la economía con producción, empleo e inclusión social".

Además, el titular del Palacio de Hacienda también subrayó la necesidad de "fortalecer las reservas" internacionales en poder del Banco Central y enfatizó que "el esquema macroeconómico de transición" que está contenido en el proyecto de Presupuesto 2021 tiene justamente a esta cuestión como "uno de sus objetivos".

En ese sentido dijo que "buscamos en la transición poder mantener la estabilidad del tipo de cambio real, una tendencia estable, asegurando condiciones de competitividad, y en el horizonte, que Argentina pueda contar con regulaciones de la cuenta de capital que son distintas de las que hoy están presentes".

Añadió que se apunta a tener "un manejo de la cuenta de capitales que favorezca la entrada de inversiones para la economía real pero que desaliente el ingreso de capitales especulativos que ha sido una constante en los 4 años que precedieron a nuestro período de gobierno".

Sobre el déficit fiscal del 4,5 por ciento previsto para 2021, Guzmán dijo que "es un nivel que consideramos adecuado en el contexto de las restricciones que enfrentamos para apuntar a una recuperación de la actividad económica".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario