Guzmán: "El Presupuesto supone un tipo de cambio real estable"

Política

El ministro de Economía compartió las estimaciones económicas y financieras con legisladores del Frente de Todos. Fue la antesala de la presentación formal del proyecto que el propio Guzmán realizará el próximo martes ante el Congreso.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que la Argentina viene de una “profunda” recesión y que un primer paso para empezar a salir es el Presupuesto para el año 2021 que tiene un lineamiento “expansivo” de la economía. Durante una videoconferencia con diputados y senadores del Frente de Todos que forman parte de sendas comisiones de Presupuesto en las distintas cámaras legislativas, Guzmán dio los detalles de la ley de leyes, que el Gobierno envió al Congreso el martes pasado. “El Presupuesto supone un tipo de cambio real estable, es decir, que el tipo de cambio e inflación se mueven de la mano”, señaló.

El encuentro de carácter reservado a través del sistema de videoconferencia, sirvió de antesala a lo que será la presentación formal del Presupuesto, cuando el propio Guzmán lo presente en el Congreso el próximo martes 22.

Además de Guzmán participaron el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y la subsecretaria de Asuntos Parlamentarios de la Jefatura de Gabinete, Cecilia Gómez Mirada. Por el lado de los diputados estuvieron presentes en la videoconferencia, entre otros, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller; Itaí Hagman, Fernanda Vallejos, Cristina Álvarez Rodríguez, Blanca Osuna, José Luis Gioja, Eduardo Fernández, Elda Pertile, Germán Martínez y Jorge Romero; y por parte de los senadores estuvieron, entre otros, Mourice Close, Adolfo Rodríguez Saá, José Mayans, Jorge Taiana, Edgardo Kueider, Ana Claudia Almirón, Guillermo Snopek, Antonio Rodas, Ana María Ianni, Beatriz Mirkin

En el inicio de la charla, Guzmán enfatizó que la Argentina “viene de una profunda recesión”, y destacó que uno de los grandes logros del Gobierno “ha sido el manejo del mercado de deuda pública en pesos y otro la reestructuración de la deuda en moneda extranjera”. Al respecto, según pudo reconstruir Ámbito, reiteró como dato saliente que el canje de deuda en dólares bajo ley argentina cerró con una adhesión del 99,41%.

Al referirse a los objetivos delineados en el Presupuesto, Guzmán señaló que apunta a la “recuperación del consumo privado, público, la inversión y las exportaciones”.

Si bien el encuentro estaba pautado para dialogar sobre el Presupuesto, según pudo saber Ámbito la conversación fue tocando otros tópicos de interés, máxime en la semana en la que el Gobierno adoptó una serie de medidas para restringir el acceso al dólar ahorro para morigerar la sangría de reservas que venía sufriendo el Banco Central.

“Hay un programa fiscal y financiero, y todas las medidas anunciadas por el Banco Central están completamente coordinadas con ese programa”, enfatizó Guzmán ante una de las preguntas de un legislador propio, pero un interrogante que seguramente llegará desde la oposición la semana próxima.

En cuanto a la política monetaria, el ministro remarcó que hasta que no se puede alinear el crecimiento con el costo del financiamiento “vamos a necesitar financiar una parte con financiamiento del Banco Central”. Aunque afirmó que “este presupuesto incorpora balances macroeconómicos, donde tiene que existir ese balance porque toda expansión implica que parte de esos pesos van a ir a buscar dólares”.

En ese sentido, el ministro de Economía explicó que al ser expansivo el Presupuesto es lo suficientemente grande para “permitir el crecimiento de la economía pero que también es respetuoso de las restricciones de financiamiento que enfrentamos”. Y analizó que eso va a permitir avanzar en los objetivos macroeconómicos que tiene el Gobierno que son “reducir la inflación y no endeudarnos en niveles que después nos ponen en situación complicada”.

Indico que hay una reducción muy grande en el pago de los intereses respecto de lo que fue el año 2019 debido a la reestructuración exitosa de la deuda, y dijo que “en realidad los intereses es lo único que se reduce”. “En 2019 se pagó 3,4% del PBI en intereses y ahora vamos a estar pagando 1,5%, es decir 1,9 puntos menos, eso es casi igual a la partida de gasto de capital, en total como porcentaje del producto”, explicó.

Justamente, repasó que “hemos tomado la decisión estratégica de duplicar la partida de capital con relación al producto con respecto a 2019”. Y sostuvo que en 2019 el gasto de capital fue de 1,1% del producto en el marco de un proceso de “ajuste del gasto de capital”, y afirmó que en el año 2021 “va a ser de 2,2% del producto”.

“El rubro que tiene la capacidad expansiva más grande es el gasto de capital”, explicó Guzmán, y continuó que ese rubro tiene el “multiplicador más grande en la actividad económica, en la generación de empleo, tanto de forma directa como indirecta”. Y resaltó que es “muy importante” para generar una mayor productividad.

Consultado por los efectos de la pandemia, el ministro de Economía afirmó que, si bien el supuesto del Gobierno es que la pandemia termina en 2021, el Presupuesto es “naturalmente flexible” en caso que esa situación se prolongue”.

Proyecciones

El Presupuesto 2021 enviado por el Gobierno el martes 15, y que Martín Guzmán defenderá el próximo martes 22 en el Congreso, prevé un crecimiento del 5,5% del Producto Bruto Interno, una inflación anual del 29% y un dólar en torno a los $102,4, para fin del año.

La iniciativa precisa que al cierre del corriente año el PBI cerraría con una caída de 13,6%, una inflación en torno al 32% y un dólar oficial alrededor de $81,4 promedio.

Las perspectivas para el año que viene apuntan a que las exportaciones crecerán 10,2%, las importaciones 16,3%, lo que dejará un saldo de balanza comercial superavitario en torno a los u$s15.087 millones, por encima de los u$s17.260 estimados para este año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario