Primera reacción de asambleístas: "No vamos a levantar el corte"

Política

Apostados en la ruta cortada hace más de tres años, miles de vecinos de Gualeguaychú recibieron con bronca y decepción el fallo de la Corte Internacional de La Haya y prometieron no abandonar su pelea contra el funcionamiento de la pastera Botnia.

Si bien la mayor parte de los vecinos rechazó inmediatamante la posibilidad de levantar el bloqueo en la ruta 136, lo cierto es que esa cuestión será analizada en profundidad durante una asamblea en fecha a designar dentro de esta semana.

Con reposeras y mate en mano, los asambleístas de Gualeguaychu concurrieron al paraje de Arroyo Verde una vez para escuchar la sentencia de la Corte Internacional luego de casi siete años de lucha contra las pasteras en Fray Bentos.

Los vecinos celebraron cuando el juez de la Corte, Peter Tomka leyó que la Justicia Internacional reconocía que el Uruguay había violado el Estatuto firmado en 1975.

Pero esa alegría colectiva se opacó cuando, en la extensa lectura, se dio cuenta al mismo tiempo que no se iban a aplicar sanciones al vecino país por violar el Estatuto y que Botnia continuará funcionando en su actual emplazamiento.

De esta manera "se castiga a la comunidad agredida con la presencia de Botnia", resumió el asambleísta Juan Veronessi.

Idéntica postura manifestaron los abogados de la Asamblea, quienes objetaron no sólo ese punto "sino también que la referencia a la licencia social -que debería ofrecer Gualeguaychú- haya pasado casi inadvertida para la Corte".

Si bien en la mayoría de los asambleístas prevaleció una mirada esperanzadora a partir de la aplicación del Digesto del Río Uruguay, como base para el control de las emanaciones de la pastera, no conformó a nadie en términos prácticos.

"Para nosotros Botnia es una empresa contaminante y esta clase de fallo avalan los hechos consumados más que un reclamo de Justicia", indicó Delia Villalba, la ex edil del Frente Amplio uruguayo que se acercó desde Fray Bentos a Arroyo Verde para acompañar a los asambleístas.

Pero si bien las primeras manifestaciones, inmediatamente luego de concluida la lectura del fallo, fueron de bronca, con el paso de las horas se dio lugar a otras reflexiones.

"Si ahora todo queda bajo el manto del Estatuto, entonces habrá que seguir muy de cerca a la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) para que aplique las normas sin ninguna clase de concesiones", fue la reflexión de los abogados de la Asamblea.

Para José Pouler, el tribunal "al dejar a Botnia operando nos obliga a nosotros a seguir con la lucha".

Sin embargo, la Asamblea se tomará un par de días para analizar el fallo de manera detenida junto a sus abogados antes de determinar los pasos a seguir.

Dejá tu comentario