30 de noviembre 2006 - 00:00

Represalia del gobierno con diputado disidente

Un diputado menos para el oficialismo. Ya se veía venir el destierro del santacruceño Eduardo Arnold del paraíso pingüino, al que pertenecen sólo los legisladores más obedientes a Néstor Kirchner.

La aparición de quien fuera vicegobernador en Santa Cruz del actual jefe de Estado en la cumbre de peronistas opositores encabezada por Ramón Puerta en el local de Los Dos Chinos detonó la decisión del oficialismo de separar a Arnold del bloque de diputados del Frente para la Victoria. Desde la bancada kirchnerista, varios legisladores confirmaron la información y dieron detalles: en la reunión de bloque de ayer el ultraoficialista Dante Dovena presentó una moción para expulsar a Arnold del bloque. Todos avalaron la iniciativa que ahora deberá ser comunicada por el jefe de bancada, Agustín Rossi, al presidente de la Cámara baja, Alberto Balestrini.

Pero la crucifixión de Arnold no termina con su exclusión del bloque kirchnerista. La semana que viene se le pedirá que renuncie a la presidencia de la Comisión de Turismo. Casi una réplica del flagelo aplicado a la diputada ganadera María del Carmen Alarcón, desplazada de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca por osar disentir con la veda a la exportación de carnes. Claro que desde el oficialismo aclaran que, técnicamente, se le pidió la renuncia a la legisladora del grupo Pampa Sur, mientras que a Arnold por hereje se lo despidió con causa -disentir en público con el gobierno- pero sin aviso previo. Ni siquiera un proyecto del diputado sindicalista Héctor Recalde podrá proteger ahora los derechos laborales de Arnold dentro del Parlamento.

  • Reemplazante

  • La presencia de Arnold juntoa Puerta, Julio César Aráoz y otros referentes del peronismo ortodoxo que expresaron su adhesión a los proyectos de Mauricio Macri y Roberto Lavagna para 2007 desataron la ira presidencial. Y definieron el destierro del diputado santacruceño del bloque oficialista. Tan premeditada estaba su expulsión que incluso ya se habla de su reemplazante: el también patagónico, pero chubutense, Roddy Ernesto Ingram, uno de los abanderados del kirchnerismo provincial.

    El desembarco de Arnold en la presidencia de la Comisión de Turismo se había producido a comienzos de este año, cuando el santacruceño aceptó votar a regañadientes la polémica reforma del Consejo de la Magistratura que le dio a la Casa Rosada el control en la designación y remoción de los jueces. «Chiquito» Arnold había salido del riñón kirchnerista: fue vicegobernador de Santa Cruz con Néstor Kirchner, encabezó las listas por su provincia en 2003 y ocupó la vicepresidencia 1ª de la Cámarahasta el 10 de diciembre de 2005, cuando el Presidente ordenó que lo reemplazase la debutante Patricia Vaca Narvaja. Claro, Arnold había votado junto a la oposición por la elevación del límite del Impuesto a las Ganancias, argumentando que se lo reclamaba la Legislatura de su provincia.

    ¿Cuál será el futuro político de este rebelde santacruceño? Es codiciado por el bloque lavagnista del Justicialismo Nacional que preside Jorge Sarghini y hasta suena como candidato a gobernador de Santa Cruz por el peronismo disidente. Otro dato: los diputados oficialistas lo celaban con locura porque -rezongaban- ocupaba el mejor despacho de la Cámara baja, al lado de la presidencia del bloque, justo el que por tradición correspondea la secretaría parlamentaria,ocupada actualmentepor la mendocina Patricia Fadel -una fiel kirchnerista que se encarga de conseguir los votos en las sesiones más complicadas-.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar