Sanciones a docentes por parodia: nuevo motivo de cruce entre Nación y Ciudad

Política

El conflicto con los docentes de la Ciudad, que anunciaron una huelga para este viernes a raíz de la sanción contra seis maestros por una parodia sobre el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y su ministro de Educación, Esteban Bullrich, desató otro capítulo en la pelea entre el kirchnerismo y el PRO.

Bullrich criticó a los gremios y consideró que quienes "corporativamente quieren defender a los que se portan mal". "Los gremios docentes que van al paro para encubrir esta barbaridad, le están haciendo muy mal a la figura de los sindicatos", dijo el ministro en declaraciones a Radio 10.

"Es importante que la sociedad entienda que hay que marcar lo que está mal (...) y más en una escuela con chicos de 8 o 9 años; en general la gente reacciona negativamente. En esta sociedad donde todo vale y nada importa, tenemos que comenzar a decir: no, no es así", señaló.

Y agregó: "Acá hay una cosas que se hizo mal y corresponde que sean separados del cargo hasta tanto se sustancie el sumario y después se verá qué sanción cabe, pero mientras tanto la escuela tiene que seguir funcionando normalmente".

Por su parte, la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, consideró que el paro por el gremio docente es "una medida desproporcionada" y calificó lo ocurrido en la escuela de Monte Castro como "un hecho grave".

"Nos parece un paro arbitrario, dejar sin clase a mas de 300 mil chicos en respuesta a una separación preventiva con goce de sueldo mientras se sustancia la investigación de lo que sucedió en una escuela. Nos parece desproporcionada la medida", dijo Vidal.

Desde la otra vereda, el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, consideró "excesivas" las sanciones aplicadas por el Gobierno porteño a los seis docentes. "Si hubo allí un exceso los caminos son otros", dijo el funcionario, en relación a la separación de sus cargos de los docentes, aplicada por las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, el senador del Frente para la Victoria Aníbal Fernández responsabilizó a Macri por las sanciones y aseguró que fue "una burrada". "Es una burrada apartar a seis docentes por una parodia. No le echo la culpa a (Esteban) Bullrich (ministro de Educación porteño), la culpa es del jefe de Gobierno", dijo Aníbal Fernández en declaraciones formuladas a radio La Red.

Fernández dejó claro que le tiene "respeto" a Bullrich, al quien considera noble en sus intenciones, "con sus errores y aciertos", pero cargó contra Macri al afirmar que si él mismo fuera jefe de gobierno "ningún ministro" de su gabinete haría "semejante cosa".

El senador oficialista se preguntó porqué Macri "le teme a un pibe que habla de política en la escuela, si está ejerciendo sus derechos", e insistió en cuestionar "cuál es el agravio y dónde está la ofensa" en una parodia como para "sacar a seis docentes de su trabajo".

En este contexto, Aníbal Fernández se refirió al 0-800 que habilitó el gobierno de la ciudad de Buenos Aires para que se denuncien actividades partidarias en escuelas porteñas, y dijo que "es una estupidez" que se metan con agrupaciones políticas que "están haciendo trabajos en las escuelas, y no haciendo cosas malas". "No digo que no se metan con las agrupaciones nuestras, digo que no se metan con los radicales, con el PRO, si están haciendo trabajos en la escuela", advirtió el senador y ex jefe del Gabinete nacional.

Dejá tu comentario