Schiaretti afirmó que Córdoba "no se va a arrodillar ante nadie"

Política

El gobernador de Córdoba, el justicialista Juan Schiaretti remarcó hoy que trabajará para mantener una "relación institucional correcta" con el gobierno nacional, pero advirtió que la provincia "no se va a arrodillar ante nadie" y reiteró que recurrirá a la Justicia si el poder central no normaliza el giro de fondos públicos.

"Córdoba jamás va a ser, mientras yo sea gobernador, una isla", subrayó Schiaretti, pero puntualizó que "tampoco se va a arrodillar ante nadie para recibir migajas", sino que aspira a resolver las diferencias "con el diálogo y la negociación".

Tras mantener una audiencia con el vicepresidente Julio Cobos, para analizar propuestas de modificación al sistema móvil de retenciones al agro, Schiaretti insistió en que "si el diálogo no fructifica" con el Gobierno, "Córdoba acudirá a mecanismos legales que garanticen los derechos que están establecidos en la Constitución y los acuerdos con la Nación".

Desde hace varias semanas Schiaretti viene denunciando que la Casa Rosada suspendió el giro de fondos a la provincia en medio de su público distanciamiento por el manejo oficial del conflicto con el campo, que lo mostró apoyando las demandas del sector rural.

"La posición del gobierno de Córdoba ha sido defender al complejo agroalimentario, y al hombre y mujer de campo", indicó el mandatario en conferencia de prensa en el Senado.

Y enumeró la postura que mantendrá ante el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner: "En primer lugar, nosotros queremos tener una relación institucional correcta, madura y de independencia. En segundo lugar, siempre mantener el diálogo y la negociación. En tercer lugar, mantener los intereses de Córdoba", expresó el gobernador cordobés.

Asimismo, Schiaretti sostuvo que el hecho de que "el peronismo de Córdoba no tenga una posición similar al Consejo Nacional del PJ, no significa que no pertenezca al peronismo", y tampoco significa que esté "en contra del Gobierno", sino que defiende "los intereses de la provincia".

Pese a las diferencias que ha tenido con el Gobierno nacional a raíz del conflicto, Schiaretti subrayó que "siempre" tendrá "ante la Presidenta el trato respetuoso que exige la investidura presidencial".

Lo dijo en alusión a la cancelación del viaje a la planta Fiat de Córdoba que la Presidenta tenía planeado realizar este martes.

Dejá tu comentario