Sincero afiche del lavagnismo

Política

Para la zoología opositora, el Presidente es un raro pingüino triste. De ahí que podría pensarse en él como autor de los carteles de Roberto Lavagna y Jorge Sarghini (candidato a gobernador bonaerense del duhaldismo), que ayer tapizaron las calles de Buenos Aires. La publicidad muestra a Lavagna y a Sarghini uniformados con blazer azul y camisa celeste, únicas prendas que evocan que la UCR también forma parte de esa alianza. Lavagna luce una mínima sonrisa, casi la de un burócrata del Banco Mundial, en la que no se llega a vislumbrar la dentadura y que hace echar de menos la simpatía arrolladora de un Daniel Filmus. Pero aun así Lavagna consiguió lucir carismático gracias a Sarghini: además de más pálido, está más serio. Hasta aquí nada hilarante, por supuesto.

Dejá tu comentario