Stornelli: "Una filtración podía costarnos la vida"

Política

Carlos Stornelli, el fiscal que investiga una trama de presuntos sobornos pagados durante una década a los gobiernos de Néstor y Cristina de Kirchner, aseguró que una filtración del caso podría haberle causado la muerte.

"Éramos conscientes de que una filtración de este estilo nos podía costar la vida, nos podían matar. Jamás vi algo parecido y tengo 40 años en Tribunales", comentó Stornelli en una entrevista brindada este domingo al canal del diario "La Nación".

Stornelli confió en que la investigación que lleva adelante puede "llegar a la verdad" y "tener responsables".

"Es una asociación ilícita de manual", comentó acerca del presunto delito que investiga.

Diecisiete personas, entre ellas ex funcionarios y empresarios, se encuentran detenidos en el caso desde su relevación el miércoles a partir de una investigación periodística.

La causa se inició por una serie de cuadernos en los que el chofer del por entonces hombre de máxima confianza de Julio De Vido, Roberto Baratta, anotó entre 2005 y 2015 rutas, pagadores y destinatarios de los presuntos sobornos pagados en ese lapso a los gobiernos de los ex presidentes Néstor y Cristina de Kirchner.

Los ocho cuadernos fueron fotocopiados por los periodistas, que hicieron además una copia en alta definición, y fueron devueltos a la fuente que los había entregado. Luego, el periódico entregó una copia del material a la Justicia.

El autor de los cuadernos fue el chofer Oscar Centeno, un ex policía al que el juez federal Claudio Bonadio decidió excarcelar este viernes después de escuchar su declaración como testigo protegido. Sobre los escritos, dijo que los quemó en la parrilla de su casa.

Bajo ese beneficio legal, que contempla que permanezca en libertad mientras prosigue la investigación, Centeno reconoció haber quemado los cuadernos con los presuntos pagos de sobornos.

Dejá tu comentario