Taxistas porteños no paran pero acortan tregua a Macri

Política

El conflicto entre Mauricio Macri y los taxistas porteños se reavivó ayer, cuando los choferes acortaron la tregua pactada el lunes en una reunión de gremialistas y funcionarios de la que participó el propio jefe de Gobierno y su ministro Daniel Chain (Obras Públicas). Pero ayer, confiaron en el entorno de Macri, el jefe de la Capital Federal se sobresaltó al conocer la letra chica del acuerdo. El acta le ha hecho no sólo dejar de lado la medida de imponer a los taxis circular por mano izquierda cuando están libres (sólo en carriles preferenciales), sino que, de acuerdo con el documento, el Gobierno porteño no puede tomar «medidas unilaterales». Es decir, debe consultar con el gremio y los dueños de los taxis. Así, ayer también los colectiveros (que no quieren compartir carriles con taxistas) pedían tener una comisión de seguimiento.

El gobierno macrista pareció haber ganado el primer encuentro con los taxistas que ayer ratificaron que levantan el paro de actividades que estaba previsto para hoy. Sin embargo, el acuerdo daba cuenta de una tregua de 120 días, que terminó acortándose a 30. Los taxistas vienen protestando por un anuncio, que impone que en avenidas como Entre Ríos, Callao y Córdoba se extiendan los carriles preferenciales para el transporte público, pero que no puedan circular por éstos los taxis libres, que deberían hacerlo sólo por la mano izquierda.

El Gobierno porteño logró sentar a la mesa de discusiones al gremio que lidera Omar Viviani, tras una manifestación que, el jueves pasado, generó un caos mayor que el habitual en el centro porteño, con el desfile de una caravana de miles de taxis que reclamaron a las autoridades comunales.

  • Postergación

    En principio, tras la reunión que, por el Gobierno porteño encabezó el subsecretario de transporte, Eduardo Moreno, se acordó la postergación de la medida de fuerza por 120 días, pero nada más que eso para apuntar a favor de Mauricio Macri, quien se ve presionado también para autorizar el aumento de las tarifas de fichas de los autos de alquiler y de la bajada de bandera.

    Ayer los gremialistas, tras una asamblea, confirmaron la decisión de levantar el paro y la tregua de 30 días en el conflicto por la puesta marcha de los carriles exclusivos. De ese modo, la reunión que se realizó en el Sindicato de Peones de Taxis (SPT) de la Capital Federal acortó el plazo de suspensión de la protesta. Es decir, que solamente por un mes se mantendrán sin demandar por la medida anunciada por Macri, según confirmó el dirigente del sindicato José Ibarra.

    El acuerdo al que arribaron con los representantes del gobierno macrista impone, además, que en dos semanas funcione una comisión que analizará alternativas para reorganizar el tránsito en el centro porteño.

    «Ambas partes se comprometen a no implementar y propiciar, unilateralmente, medidas referentes a las vías preferenciales», dice el acta que se difundió tras el encuentro del lunes. De ese modo, Macri ha quedado, como en otras ocasiones, en retroceso sobre los anuncios que hace y además, preso, de la decisión de los conductores y dueños de taxis.

  • Compromiso

    «Las entidades representativas de la actividad se comprometen a aportar propuestas y estudios relacionados con la materia específica, con la voluntad de colaborar con la mejora del tránsito porteño, a través de la conformación de una comisión evaluadora», también reza el actaacuerdo. Por eso los colectiveros, según confiaron funcionarios del macrismo, hacían llegar ayer su reclamo para tener una comisión propia.

    Viviani se adjudicaba ayer ante sus adherentes el triunfo por el avance sobre la decisión, ahora truncada, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, en la administración porteña se requerían mayores precisiones a los funcionarios que terminaron de bordar el acuerdo, ya que Macri sólo se mantuvo un rato en la reunión. Es más, al legislador de la Ciudad, Daniel Amoroso, quien preside la Comisión de Tránsito e impulsa un proyecto de Emergencia Vial, le hicieron saber que no era necesaria su presencia en el encuentro.

    Ayer, el secretario adjunto del Sindicato de Peones de Taxis (SPT), Jorge García, leyó el acta-acuerdo ante unos 200 taxistas presentes en la asamblea y por unanimidad se aprobó la moción para « suspender el paro por 30 días», así como mantener el «estado de alerta», hasta ver cómo se desarrollan las negociaciones.

    «Esperamos que Macri pueda entender que nosotros podemos trabajar, como hasta ahora, junto a los colectiveros y circulando por donde lo hicimos siempre», señaló García.
  • Dejá tu comentario