Triple empate en puja por cargo en Diputados

Política

La ruptura formal del Peronismo Federal en la Cámara baja reavivó la pelea por la vicepresidencia tercera de ese cuerpo, que ahora pasará a ser disputada simultáneamente por tres bancadas. A los diputados del interbloque macrista Propuesta Federal y a los neokirchneristas comandados por José María Díaz Bancalari se suman ahora los del flamante sector Justicialismo Nacional, capitaneados por el ex duhaldista rebelde Jorge Sarghini.

El número de la discordia es el 20. Tanto macristas como justicialistas nacionales reúnen una veintena de legisladores, y apenas un escalón debajo, con 19, está el Peronismo Federal aliado al oficialismo. Aunque la matemática emparenta a estas tres bancadas en la pugna por la vice tercera, hasta el momento la única candidata postulada para ese cargo es la neuquina Alicia Comelli, del interbloque PRO. «La vice tercera corresponde siempre a la tercera minoría, y nosotros la venimos reclamando desde antes de la división del Peronismno Federal por considerar que ese sector es una ramificación del oficialismo. Nosotros esperamos la designación hacia fines de este mes», explicó la legisladora del Movimiento Popular Neuquino.

Consultado Díaz Bancalari por este diario sobre el nombre del diputado que podría aspirar a esa designación, el ex compañero de fórmula de Hilda Chiche Duhalde respondió: «Lo tenemos que resolver en el seno de nuestra bancada». El tema ya había generado polémica antes de la ruptura del ex duhaldismo, cuando Eduardo Camaño renunció a ocupar ese cargo tras la reforma del Consejo de la Magistratura, aprobada con el apoyo de las huestes de Díaz Bancalari y Graciela Camaño.

Por ahora, el incipiente Justicialismo Nacional no cuenta con ningún candidato firme y es probable que ni siquiera postule uno para no entorpecer las conversaciones con el macrismo en torno a la conformación de un frente antikirchnerista. De todos modos, la última palabra la tendrá Alberto Balestrini, presidente de la Cámara de Diputados, quien aguarda una resolución proveniente desde la Casa Rosada.

  • Premio

    Aunque la tradición legislativa marca que los partidos provinciales son los históricos detentadores de la vice tercera, la conducción del Frente para la Victoria podría usar este cargo para premiar a alguno de sus aliados en el recinto. Allí, el puñado de 20 diputados de Díaz Bancalari tiene en sus manos uno de los trofeos más codiciados del kirchnerismo de aquí a 2007: la posibilidad de acceder a quórum propio para poder sesionar y aprobar todos los proyectos de ley y decretos de necesidad y urgencia que Néstor Kirchner envíe al recinto. Algo que en la práctica ya está ocurriendo.

    Más allá de la lucha de poder y del ego político de cada uno de los sectores, la importancia de la vicepresidencia tercera radica principalmente en la posibilidad de acceder a más fondos, contratos y cargos. Para destrabar ese triple empate y asegurase un despacho preferencial en el Palacio Legislativo, la bancada dirigida por Federico Pinedo está intentando recomponer la relación con los salteños Andrés Zottos y Carlos Sosa, recientemente expulsados del interbloque PRO tras su apoyo al oficialismo en la reforma legislativa que le otorgó al gobierno nacional el poder de veto en la designación y remoción de jueces.
  • Dejá tu comentario