29 de octubre 2012 - 15:36

Vidal: "Las lluvias no son lo que eran antes"

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en junio de 2011, en una visita en la Costanera norte a la apertura de la ataguía de desagüe del túnel aliviador corto del arroyo Maldonado.
Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en junio de 2011, en una visita en la Costanera norte a la apertura de la ataguía de desagüe del túnel aliviador corto del arroyo Maldonado.
Tras el fatal temporal que se cobró la vida de dos personas en el Conurbano y ante el silencio de Mauricio Macri, la vicejefe de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal admitió que pese a las obras hídricas realizadas en el último tiempo en la Ciudad, la cantidad de lluvia caída superó las previsivilidades y afectó a más de media docena de barrios. Recoleta, Belgrano, Núñez, Saavedra, La Boca, Constitución, Pompeya y Parque Chacabuco.

"Hay un cambio climático impresionante, las lluvias no son lo que eran antes, y eso genera mucho más perjuicios", explicó Vidal en declaraciones radiales. "Estamos trabajando desde muy temprano, y ahora vamos a hacer una recorrida por toda la ciudad. Hay que trabajar para prevenir, y después para atender a la gente", completó la funcionaria.

Además de las víctimas fatales, las fuertes lluvias provocaron inundaciones de comercias y viviendas, pérdidas de mercaderías y electrodomésticos, anegación de calles y pasos peatonales y destrozos de mampostería y mueblería pública. Pero además, se rebalsaron las acantarillas tapadas por basura y erigieron los desechos en la vía pública y se cayeron gigantescos árboles y extensas ramas en las veredas, se desplomaron un edificio y una agencia de Lotería de Constitución y el techo del área de laboratorio de un hospital público.

Las postales más sorprendentes que dejó la tormenta fueron los autos arrastrados por las aguas, subidos uno encima de otro. Otra imagen increíble fue la catarata que corrió por las escaleras de la estación Dorrego de la línea B de subtes, que como el resto del servicio, estuvo con serios inconvenientes para circular durante la mañana. El se normalizó se había normalizado en todos los ramales y el Premetro al mediodía.

Al evaluar los daños, Vidal agregó que hubo "800 semáforos afectados, entre cortes de luz y algunos otros problemas". Por ese motivo, explicó que se ordenó a la guardia de tránsito ubicarse en los "cruces más peligrosos".

"De a poco espero que esté resuelto, realmente fue un temporal muy importante", sostuvo en la entrevista radial.

El ministro de Espacio Público y Ambiente, Diego Santilli, aseguró que fue "un temporal fortísimo" y reveló que cayeron 45 milímetros en 45 minutos. "Estamos trabajando con todos nuestros equipos desde las 3 de la mañana, que sonó la alarma", afirmó aunque luego minimizó las pérdidas y consecuencias.  

"La verdad que la Ciudad sostuvo bastante bien. Tenemos unos pequeños anegamientos en algunos sectores, como Cramer y Elcano y otros picos en Belgrano, pero no tenemos reportes de zonas con inundaciones de gravedad", dijo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar