Cómo será el nuevo índice para indexar los créditos

Portada Principal

El gobierno tiene ya definido el mecanismo para calcular el nuevo Coeficiente de Variación Salarial (CVS) que reemplazará desde octubre próximo al fallido CER. La indexación de las cuotas de los créditos hipotecarios, prendarios (hasta u$s 30.000) y personales (hasta u$s 12.000) se medirá mensualmente y se presentará en los últimos 15 días de cada mes. Luego los bancos tomarán este indicador para indexar las cuotas. El CVS tendrá en cuenta los salarios privados y públicos. En el primer caso, la ponderación de cada sector (construcción, servicios, automóviles, petróleo, comercio, etc.), se hará según los aportes jubilatorios que cada uno de ellos realice sobre el total de la recaudación previsional. Luego se efectuará una encuesta en la que se les preguntará a los empleados de todos los niveles si el mes anterior tuvieron un aumento o una disminución de su salario. Un mecanismo diferente se implementará para los empleados públicos. Los datos en estos casos provendrán desde Economía y las provincias, sin efectuar encuestas. Quedan fuera de la medición los empleados municipales. Tampoco se tomarán en los ingresos de casi un millón de autónomos, a los que igualmente se les aplicará el índice para sus créditos. El INDEC presentará el mecanismo de cálculo del CVS definitivo la próxima semana.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) presentará la próxima semana la estructura metodológica para estimar el nuevo Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que reemplazará al fallido Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) y que comenzará a aplicarse desde octubre de este año.

Este indicador tendrá que tomarse como la fórmula de indexación para todos los créditos hipotecarios (bancarios o no siempre que sean para vivienda única y familiar), préstamos personales de hasta u$s 12.000 y prendarios de hasta u$s 30.000.

El nuevo CVS se basará en un cálculo de la evolución salarial en los dos grandes sectores de la economía argentina, el privado y el público, con mayor preponderancia en el primero. Eventualmente, mediría también la situación de la economía informal, pero no se tendrá en cuenta la evolución de los ingresos de los trabajadores autónomos en ninguna de sus categorías.


Según fuentes del INDEC, no habría problemas para comenzar a trabajar con el nuevo CVS desde octubre próximo y en reglamentarlo en tiempo y forma, lo que sería, antes del 7 de junio, cuando se cumplan 30 días de publicado en el Boletín Oficial del Decreto 214/02 que derogaba el CER. Sin embargo, para esto, desde el ministerio que dirige Roberto Lavagna, debería aprobarse el mecanismo que desde el INDEC se establece para calcular la evolución salarial en la Argentina.

A fines de la próxima semana, el organismo que dirige Juan Carlos del Bello presentará a Economía un informe, al que tuvo acceso en exclusiva este diario, sobre cómo se piensa calcular el CVS. Se trata de la definición metodológica que se implementará para medir la evolución salarial del nuevo índice, que todos los meses tendrá que publicar el INDEC probablemente en la segunda quincena de cada período. Luego será tomado por el sistema financiero para indexar las cuotas de los créditos.

• Capítulos

Según el informe que prepara el INDEC, el CVS se conformará a partir de la evolución de dos grandes capítulos. El principal será la situación salarial promedio del sector privado, que se calculará a partir de una encuesta mensual. La estructura de este capítulo será similar al cálculo que mensualmente hace el INDEC sobre la evolución de los precios minoristas. Habrá dos etapas en esta medición.

Primero,
se dividirá porcentualmente el impacto de las principales ramas de la actividad privada, tomando como base de datos los aportes al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones. A partir de la información de los aportes mensuales de cada rama de la actividad, se le otorgará un porcentaje de ponderación sobre el impacto global que tiene sobre la recaudación previsional. Por ejemplo, si una rama aporta un mes 10 por ciento del total de recaudación del sistema de jubilaciones, se respetará ese porcentaje en el ponderado general. Luego, y una vez determinado todo el universo a medir y sus porcentajes, el INDEC efectuará la encuesta mensual donde se consultará sobre la evolución salarial en cada rama, tomando en cuenta también los diferentes niveles de retribuciones. Según el INDEC, serán medidos tanto los empleados con menores retribuciones como los niveles gerenciales. Sólo estarían fuera los propietarios y accionistas de las empresas.

Entre otras actividades, dentro del CVS en el capítulo privado se medirán la construcción, el sector automotor, el comercio minorista y mayorista, petróleo y petroquímica, servicios públicos y privados en general, alimentos y bebidas, turismo, tecnología, agropecuario y el sistema financiero. La ponderación de las actividades sería, además, móvil y se ajustaría permanentemente a partir de las modificaciones que se hagan dentro de los aportes al sistema de jubilaciones. Este punto es clave, ya que se espera que en los próximos meses haya mucha movilidad laboral en la mayoría de los rubros. Por ejemplo, se prevé que en el sistema financiero habría una reducción importante en la cantidad de empleados, mientras que aumentaría en los sectores con posibilidad exportadora.

• Diferencias

Según el INDEC, la encuesta tomará en cuenta las diferencias entre las grandes compañías y las pequeñas y medianas empresas (PyMEs). Esto es importante, porque se conocen casos en empresas que se están beneficiando con la devaluación (exportadoras de granos), que están indexando los salarios de sus empleados.

El segundo capítulo de medición del CVS por parte del INDEC será la evolución salarial de los empleados públicos.
En este caso, la metodología será diferente y no se tratará de una encuesta mensual de la simple información directa proveniente de dos niveles: nacional y provincias. Fuera del CVS quedará, por lo menos en esta etapa, la medición de salarial en los municipios. Los datos públicos se tomarán desde dos fuentes diferentes. La evolución de los sueldos a nivel nacional será aportada mensualmente por la Comisión Asesora de Políticas Salariales del Sector Público, mientras que, en el caso de las provincias, los datos vendrán de la Dirección Nacional de Relaciones Fiscales con las Provinc ias, dos reparticiones dependientes del Ministerio de Economía. Aquí no se harán encuestas y se respetarán los datos según una ponderación porcentual que se tomará de acuerdo con la cantidad de empleados nacionales y provinciales.

• Retribuciones

Un capítulo que se definirá en los próximos días es si se incluirá en el CVS la situación de los empleados en negro siempre que trabajen dentro de empresas. Según el INDEC, debería incluirse este tipo de retribuciones. Sin embargo, se reconoce que es muy difícil lograr una medición exacta de estos pagos.

Un tema ya definido es que
el CVS no incluirá la situación de los ingresos de los trabajadores autónomos, en ninguna de sus categorías; más allá de que a este sector (aproximadamente, 1,5 millón de personas incluyendo a los monotributistas) se le aplique la variable de indexación a sus préstamos. Según el INDEC, el CVS sólo debe medir la evolución de los empleados en relación de dependencia.

Una cuestión que debe determinar Economía es el apoyo presupuestario que se le daría al INDEC para efectuar esta medición. Hasta ahora, hay aproximadamente 30 técnicos del organismo que dirige Del Bello trabajando en la etapa metodológica, pero se descarta que para realizar la encuesta en el sector privado se necesitarán más empleados. Estos, además, necesitarían cierta preparación para poder realizar las preguntas cada mes.

Dejá tu comentario