Opiniones

Primavera pasajera en bonos argentinos

Muchos de los que fueron golpeados después de las PASO ahora están confiados en sus bonos e incluso hay quienes quieren comprar porque "están baratos". El problema es que quienes hoy piensan que es buen negocio, no entienden el riesgo que están tomando.

Ya no me entretiene más escribir sobre bonos argentinos. O, mejor dicho, me gustaría tener algo bueno que decir.

En las últimas semanas, los activos argentinos han mostrado un repunte y eso ha hecho ilusionar a más de uno.

Si tomamos como ejemplo el Bonar24 en dólares (AY24D), lleva una suba del 7% en los últimos quince días, y un 40% desde el mínimo de agosto.

boggiano 1.jpg

Muchos de los que fueron golpeados después de las PASO ahora están confiados en sus bonos e incluso hay quienes quieren comprar porque “están baratos”.

Esto me enoja un poco, porque me cansé de decir que había que venderlos.

El problema es que quienes hoy piensan que es buen negocio, no entienden el riesgo que están tomando.

Luego de las PASO un huracán golpeó a todos los activos argentinos. Con la recuperación de precios de las últimas semanas, muchos creen que lo peor ya pasó, cuando en realidad nos encontramos en el ojo del huracán: los precios de los activos argentinos seguirán cayendo.

Nos encontramos en un punto en el que, gane quien gane las elecciones, la Argentina se dirige de manera inevitable a un default.

Es imposible saber en este momento cuáles serán los términos de una reestructuración. Pero les digo una cosa: si fuera tan claro que en estos precios los bonos argentinos son atractivos, habría una cola de fondos de pensión comprándolos, algo que no está sucediendo. Insisto: hoy los bonos de Argentina son una inversión de máximo riesgo.

Y si no me entienden con palabras, comprar bonos argentinos hoy sería algo como esto:

boggiano 2.jpg

Todos los esfuerzos del gobierno están puestos en llegar a octubre. Pero más allá de las elecciones generales, el panorama no es nada alentador.

Además, recuerden lo que les conté la semana pasada: hay una burbuja crediticia a nivel mundial a punto de estallar y Argentina es sólo uno de todos los actores que necesitarán refinanciar su deuda.

Para los que no logran hacerse una idea de lo que viene, les sugiero que vean el siguiente gráfico histórico donde se muestra la evolución del riesgo país:

boggiano 3.jpg

Lamentablemente, todavía la situación puede seguir empeorando, y mucho.

En definitiva, quienes deciden hoy comprar (o quedarse comprados) en bonos argentinos están asumiendo un riesgo altísimo.

Hay disponibles opciones de inversión con buenas posibilidades de retorno y que ofrecen un riesgo infinitamente menor. El oro es mi preferida.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario