Economía

Pymes: lo que necesitan para transitar aguas turbulentas

Pequeñas y medianas empresas atraviesan el peor momento del año. Los comercios acumulan varios períodos en baja.

Las pymes estarían atravesando en el último trimestre de 2018 el peor momento del año. De enero a noviembre los negocios minoristas acumulan de acuerdo a la CAME once meses consecutivos de baja en las ventas con un promedio anual del 5,8%. En noviembre las cantidades vendidas cayeron 15,6%.

En noviembre el 83,3% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas (76,4% en octubre). Sólo 8,9% crecieron (17,4% en octubre) y el 7,8% se mantuvo sin cambios. Los descensos más profundos se registraron en la venta minorista de muebles con un declive anual de 23,5% (siempre medidas en cantidades), seguida por Electrodomésticos y Artículos Electrónicos (-21,8%).

Si se evalúan las Pymes industriales al mes de octubre de 2018 el sector cayó 5% por sexto mes consecutivo y sólo está trabajando con el 58,6% de su capacidad instalada. De acuerdo al Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) de CAME el 74% cree que la situación de su empresa es regular, mala o crítica.

De acuerdo al Informe de Conyuntura elaborado por la Fundación del Observatorio Pyme en el III Trimestre de 2018 los problemas de las pymes Manufactureras se encuentran en: Aumento de los costos, caída de las ventas y falta de financiamiento (los dos primeros aumentaron un 50% con respecto a igual período del año pasado, mientras que el tercero aumentó un 80%). La difusión del retraso en los pagos de los clientes aumentó sólo un 25%, pero su nivel de difusión era ya el más alto de todos en 2017.

Problemas que afectan a las pymes.jpg

En relación a la situación del empleo mientras que las empresas medianas (51-200 empleados) no han disminuido aún su personal con respecto al mismo trimestre del año anterior, las empresas pequeñas (10-50 empleados) disminuyeron la cantidad de personal un 6,4%.

Las microempresas están más delicadas aún sin poder sostener la presión tributaria por el salto que le implica pasar del régimen simplificado al de responsable inscripto con menor venta volumen, aumento de los costos y mayor pago de impuestos. Es imperioso el cambio hacia un régimen simplificado extensivo con escalas de tributación porcentual a los efectos que los derroteros sobre este eslabón empresario no solo no sean mayores sino que de una vez por todas se tenga un plan de crecimiento sostenible. De 2011 a la fecha son más las microempresas que cerraron o pudieron sobrevivir más de un año en el negocio que las que abrieron. La densidad del sector se reduce y la generación potencial de empleo es solo un sueño lindo de contar.

En relación al sector comercial minorista desde CAME solicitan que se relance el Ahora 12 sin interés, tasas diferenciales para las pymes y que en 2019 el Congreso sancione una reforma laboral que permita bajar la presión de las contribuciones patronales.

Desde la Fundación del Observatorio Pyme han desarrollado una serie de propuestas sin costo fiscal alguno -en una mesa transversal a los sectores de Comercio, Construcción e Industria- para aliviar la emergencia PyME:

Suspensión del scoring

  • Ampliación de los planes por deudas con AFIP
  • Suspensión del ingreso de anticipos del Impuesto a las Ganancias
  • Establecimiento de plazos máximos para la evaluación de carpetas de crédito y para la monetización de los créditos
  • Aumento del financiamiento en instrumentos PyME del FGS y del FONDEP

(*) Damián Di Pace, analista económico, director de Focus Market.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario