11 de septiembre 2022 - 00:00

Blefaroplastía: cómo es la cirugía estética de párpados

Antes de realizar cualquier cirugía de parpados se debe realizar un minucioso examen oftalmológico.

Tras la cirugía estética de párpados, el paciente habitualmente puede retomar sus actividades al cabo de 48 a 72 horas.

Tras la cirugía estética de párpados, el paciente habitualmente puede retomar sus actividades al cabo de 48 a 72 horas.

La blefaroplastia o cirugía estética de los parpados está destinada a corregir las alteraciones inestéticas producidas por el paso del tiempo. Contrariamente a las antiguas creencias, que postulaban cirugías extremadamente resectivas, hoy tendemos al reposicionamiento de estructuras para dar un aspecto armónico y rejuvenecido. De esta manera tratamos el exceso de piel y bolsas elaborando un protocolo quirúrgico adaptado a la necesidad de cada paciente para evitar los estigmas de “parpados operados” como “ojo redondo”, “hundido” o “mirada sorprendida”.

Antes de realizar cualquier cirugía de parpados se debe realizar un minucioso examen oftalmológico. Ante el diagnóstico de determinadas afecciones de malposición palpebral, ptosis, ojo seco, etc. éstas pueden ser tratadas en el mismo acto quirúrgico. En este sentido, por ejemplo, es de vital importancia diferenciar entre una ptosis palpebral por alteraciones en los músculos elevador del parpado, versus lo que los pacientes consideran como “parpado caído”, ya que muchas veces se están refiriendo al mismo exceso de piel que será tratado con una blefaroplastia estética. Este es solo un ejemplo para ilustrar que la cirugía de la mirada no es solo estética, sino que tiene también una importancia funcional.

Mitos y verdades sobre la cirugía de párpados

La cirugía consiste en que en el parpado superior, ubicamos la incisión en el pliegue de este, ocultándola. Se quita una cantidad conservadora de piel, se tratan las bolsas y se preserva el musculo orbicular de los parpados responsables del cierre de los ojos. Buscamos despejar la mirada evitando hundir exageradamente el ojo. En casos de descenso marcado de las cejas se trata esta condición elevándolas, y se ajusta el exceso de piel a extirpar del parpado superior.

En el parpado inferior, frecuentemente empleamos la técnica transconjuntival sin cicatrices externas para tratar los tejidos, acortar visiblemente el parpado inferior y rejuvenecer la mirada. Una transición suave entre el parpado inferior y la mejilla, sin áreas exageradas de luces y sombras que son sinónimos de juventud y por ende el objetivo de esta cirugía. En casos de exceso de piel marcada en el parpado inferior, la cicatriz quedara oculta en el borde de las pestañas siendo así imperceptible. En los casos en los que el parpado este laxo, se realiza una sujeción lateral para ajustar el mismo.

El paciente habitualmente puede retomar sus actividades al cabo de 48 a 72 horas. Se indican gotas con antibiótico y lágrimas artificiales, y es aconsejable dormir en posición semisentada y colocar compresas frías en los parpados para mayor confort del paciente en el postoperatorio inmediato. Es muy infrecuente que el paciente requiera de analgésicos en el postoperatorio ya que es una cirugía que causa mínimo disconfort.

Cirugía plástica y reparadora - MN 129.409

Dejá tu comentario

Te puede interesar