Charlas de quincho

Secciones Especiales

Vertiginosa fue la última semana con una sucesión de acontecimientos exponencial. Tras 108 días de cuarentena y mientras que los casos de Covid siguen aumentando en el área metropolitana, los argentinos de la zona más poblada del país (nuevamente en cuarentena estricta, aunque no tanto como la del 30 de marzo pasado) se vieron abrumados por un julio que promete no dar respiro. Desde las denuncias a periodistas, pasando por las comprometidas escuchas del gobierno anterior de Mauricio Macri, más la ola creciente de vandalismo en el interior, especialmente en zonas rurales; las reuniones de Zoom ardieron sin excepción. En medio, casi se perdió el caso Vicentin, el cumpleaños 90 de Carlos Menem que entró y salió dos veces de terapia intensiva en este lapso, o una nueva propuesta a los acreedores externos, todo acompañado de rumores de eventuales cambios en un Gabinete que en 6 meses, pandemia mediante, se erosionó como si hubieran pasado 6 años. Veamos un apretado resumen:

Tras la desaparición la semana anterior de sendos referentes políticos, como el socialista Hermes Binner, muy respetado por todo el arco político; y el igualmente reconocido liberal cubano-argentino, Armando Ribas, la noticia de la primera internación de Carlos Menem causo conmoción, aunque poco después fue dado de alta (descartada la posibilidad de que fuera coronavirus), como para festejar su cumpleaños número 90, lo que tampoco duró porque volvió a ingresar a terapia un par de días después. La sensibilidad, sin embargo, no se aplaca y por el contrario, la multiplicación de casos por el virus alarman a las autoridades en general, produciéndose casos extremos como los cierres “totales” de provincias y hasta de municipios, atemorizados por rebrotes. Por supuesto que el tema pone a muchos funcionarios al borde un ataque de nervios y una de las representaciones más clara es el periódico enfrentamiento de la ministro de Seguridad, Sabina Fréderic, con su par bonaerense Sergio Bernie, que no solo la desafía, sino que también la pone en evidencia. Para los observadores, sin embargo, no queda claro si se trata de excesos del bonaerense que se atribuyen al padrinazgo (madrinazgo) político con que cuenta, o se trata de una puesta en escena tratando de provocar un alejamiento de ese complejo cargo, llevándose algún rédito político para la segunda vuelta.

Los Zoom de empresarios analizaban este caso, como el de otros cambios que se barajan para después del arreglo con los acreedores, y que incluiría al propio ministro Martín Guzmán, lo que refuerza la posición de los que sostienen que “solo” fue nombrado para solucionar el tema con los deudores; al canciller Felipe Solá, que no pocos ya colocan con destino diplomático en Roma. La lista no termina allí y será difícil, creen todos, que haya precisiones hasta después que la deuda y la pandemia hayan dejado atrás la situación actual, algo que todos preguntan cuándo será pero nadie, incluido el Gobierno en pleno puede aunque sea adivinar. La cuestión se recalentó más aún con la reunión mantenida en Olivos por el expresidente, Eduardo Duhalde, con el actual ocupante de la quinta presidencial, Alberto Fernández, y que trascendió más por las rectificaciones de lo allí ocurrido de parte del Presidente de la República, que por las charlas y encuentros virtuales que tuvo luego Duhalde, en los que abundó en detalles sobre el meeting en Olivos. Otro encuentro también dejó pensando a los hombres de empresa (obviamente a los que no extuvieron presentes) y es el que tuvo lugar la casa de Jorge Brito (según se asegura) y que sumó a un grupo de empresarios, a Máximo Kirchner y Sergio Massa. Hay mucha especulación aun sobre la fecha real en que se realizó ese encuentro secreto ya que algunos cruzan calendario sobre la actividad en cuarentena de esos hombres de empresas antes y después de esa comida. Estos razonamientos, sin embargo, no son los que más desvelan a los hombres de empresa, más comprometidos hoy con la cuestión económica y la inseguridad. Respecto al primer tema, en el encuentro mensual del Estudio Broda, los datos que se vienen barajando no son demasiado alentadores, si bien el economista reconoce que “la imagen del Presidente es todavía muy buena”, a pesar de haber retrocedido un poco últimamente. Más grave es la situación de la economía, con Argentina ubicada entre los países que más retroceden a nivel mundial (supera los 10 puntos de caída del PBI este año), y más tarda luego en recuperarse. De hecho, los países centrales estarían ya comenzando a salir del bache, y presentan pronósticos de crecimiento fuerte el 2021, mientras que lo de Argentina, aparece más lento.

Alguna expectativa algo más favorable , aunque también dura en el arranque, disparó Horacio Tomás Liendo, de vasta trayectoria profesional y pública en los 90, cuando reconoció que “para la Argentina, la pospandemia va ser equivalente a las crisis del 30 y del 89. Sin embargo fue el Justicialismo el que logró sacar el país adelante en los ´90, al encarar una reforma inimaginable en aquel momento. Ahora, Macri no hizo ningún cambio en las reglas de juego. Solo cambió personas”, dijo tras reconocer que la pandemia es un “cisne negro” que encuentra a la Argentina “sin moneda; sin crédito público; sin mercado de capitales; sin sistema financiero, y con poca mano de obra calificada”. Temas todos que no son novedad para la gente de empresa. “Y en estas condiciones, me quieren explicar para qué queremos los feriados extralargos, que se habían decidido antes de la cuarentena, para fomentar el turismo, como el del próximo fin de semana, si ahora no se puede ir a ningún lado”, preguntaba con lógica absoluta un CEO complicado por tantos frentes abiertos. Pero si la economía y la falta de recursos para afrontar hasta los sueldos desvela a las empresas también en muchas zonas se agrega la inseguridad, y los crecientes casos de vandalismo, en especial en zonas rurales donde ahora se espera que los distintos niveles de Gobierno (Nación, provincias y municipios), comiencen a dar respuestas concretas. De hecho, si bien no todos los casos fueron denunciados, las especulaciones hasta ahora son de lo más variadas, y hasta se habla de “vándalos que van en taxi” a cometer los desmanes, ya que en el caso de zonas rurales, sería casi imposible llevar adelante esas acciones con gente de la zona. De ser cierto los rumores seguramente las cámaras de seguridad de los peajes, así como los controles camineros, más aún en plena pandemia, probablemente cuenten con los datos para avanzar en las investigaciones.

Vamos a terminar con un chiste de la línea inocente.

Dos hermanitos, uno de 10 y otro de 8, van a una farmacia. Después de examinar un rato los productos en las góndolas toman una cajita de tampones, y se dirigen a las cajas para pagarla.

Cuando llegan allí, la cajera los observa con una sonrisa y les dice:

-¿Quién los mandó a comprar esto?

El de 10 años responde:

-No nos mandaron. Son para mi hermanito menor.

-¿En serio? ¿Y para qué lo querría él?

-Es que escuchamos un aviso en la televisión que decía que usando esto se puede andar en bicicleta y nadar sin problemas. Yo ya sé hacer las dos cosas, pero él no.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora