Balances de empresas tras pandemia

Secciones Especiales

Mientras entre los empresarios crecen las expectativas sobre el inminente pronunciamiento de la Corte Suprema en el caso de los 3 jueces desplazados, y cuyas licencias vencen el lunes, en los corrillos de IDEA muchos se preguntaban cómo quedará el balance de empresas al final de la pandemia.

De acuerdo con los datos que se manejan, antes de la irrupción del Covid-19 se hablaba de 814.000 empresas registradas, de las cuales sólo 9.000 eran exportadoras (había 11.000 en 2011), y de estas apenas 50 concentraban el 70% de las exportaciones, justo el área donde buena parte del gabinete económico tiene puestos los ojos, y cifradas las principales expectativas. En ese sentido, algunas lluvias pronosticadas para esta semana pueden dar alguna “alegría”, por disminución de las pérdidas de cosecha que se están produciendo por la prolongada sequía, y por “flexibilización” de las ventas de parte de los productores, al poder avanzar nuevamente con los cultivos si se confirman las precipitaciones.

El tema también es relevante por un dato clave. Según el politólogo Jorge Giacobbe (padre), que en una reunión de la semana pasada del Grupo FARO calificó a la generación mayor de 60 años como “la demoledora” pues, según explicó, “fue la responsable de la destrucción de la famosa clase media argentina que llegó a un pico de 75%, y ahora es de apenas 11%, con 4% de ricos. El resto son pobres e indigentes”, señaló.

Según Giacobbe, “hay 2.541 intendencias, de las cuales el 85% son menores a 10.000 habitantes, y a más de la mitad se les cayó 50% la recaudación”, dijo y se podría agregar que excepto las del conurbano (en general mucho más grandes) en buena parte de ellas tiene una gran incidencia el tema agroindustrial, por lo que el factor climático ya se convirtió en “clave” a esta altura.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario