Charlas de quinchos

Secciones Especiales

El Presidente de viaje por Europa. Cristina de Kirchner asumió formalmente la presidencia por una semana. Contra reloj, se acordó postergar las PASO. Mientras, la región más complicada con el caso de Colombia.

Semana con calma aparente mientras el Presidente preparaba su viaje a Europa que comenzó ayer con la escala en Portugal, y Cristina de Kirchner asumía formalmente la presidencia por una semana. Igual bajo la superficie siguió la turbulencia con el ministro Martín Guzmán jaqueado (aunque igual viajó). Hasta la Corte y la oposición estuvieron más tranquilos, no así el justicialismo con distintas reuniones cruzadas. Finalmente, contra reloj, se acordó postergar las PASO a septiembre y las generales dos meses después. En la Ciudad siguió la ebullición de los movimientos sociales y hubo convocatoria a una nueva reunión con Rodríguez Larreta (ahora por los fondos) pero que quedó para dentro de 10 días. La región más complicada con el caso Colombia y, como si fuera poco, el cohete desbocado de los chinos que mantuvo en vilo a parte del mundo (incluida la Argentina) al no saberse dónde caería. De todo esto y, por supuesto, de la pandemia, las vacunas, y los avatares de los laboratorios se habló en los quinchos ya muy frescos de la semana pasada. Veamos.

Cronogramas. Aunque se mantuvo el perfil muy bajo, el almuerzo del viernes de Miguel Ángel Pichetto con el expresidente Eduardo Duhalde (que viene levantando bastante el perfil, y de particular postura crítica con Alberto Fernández) y Miguel Ángel Toma no pasó inadvertido en el mundillo político, como tampoco los rumores alrededor del gobernador cordobés Juan Schiaretti, a pesar de sus problemas de salud, especialmente entre los que prevén la irrupción de una lista del PJ disidente. Así, mientras todos miran las jugadas del resto, también la resistencia del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Grey, a ceder la presidencia del PJ bonaerense a Máximo Kirchner, que postergó asunción para más adelante habida cuenta las complicaciones de la pandemia, y los golpes de efecto mediático logrados por el jefe comunal alimentaron varios comentarios. De todos modos, Grey usó nuevamente el edificio de Obras Públicas, en plena 9 de Julio, donde montó un espectáculo de luces sobre la gigantesca imagen de Eva Perón, como homenaje por el 102 aniversario del nacimiento de la dirigente política. Los cotilleos siguieron en ese tono, al tiempo que se especulaba con el tema elecciones ya que hoy vencía el plazo para convocarlas con las fechas originales. Sobre la hora, finalmente, hubo “fumata” entre el Gobierno y los bloques de la oposición para postergarlas algunas semanas, lo que evitó el decreto de prórroga unilateral, por lo que ahora se espera que se ajusten también todos los cronogramas (afiliaciones, presentaciones, acuerdos, listas, etc.). En realidad, el acuerdo para la postergación de las PASO estaba bordado y cerrado desde hace tiempo. Y no es una fantasía otorgar el mérito de haber llegado a buen puerto a los oficios de Wado de Pedro y Mario Negri, que mantuvieron conversaciones siempre activas pero ajustando los tiempos a las necesidades de uno y otro bando. No sólo Cristina de Kirchner tuvo posiciones duras con relación a la fecha de las PASO y las generales y la aceptación o no de la cláusula de garantía (es decir, que no se volviera a cambiar la fecha de las elecciones sin importar la situación de la pandemia) u otras cuestiones de la letra chica del acuerdo. También en Juntos por el Cambio hubo que hacer equilibrio interno para que el ala dura “bancara” ese acuerdo que finalmente vio la luz. Pero los cambios políticos no quedaron sólo ahí. El alejamiento de Roberto Lavagna del oficialismo, alimentó también los rumores sobre un recambio en el estratégico INDEC ocupado, hasta ahora, por Marco Lavagna, su hijo. Desde hace dos semanas y casi al mismo ritmo que las internas que lo tienen a maltraer a Guzmán, cada tanto aparecen voces en el kirchnerismo que cuestionan la forma y metodología que sigue el INDEC de Lavagna hijo para medir la inflación. Los números son complicados y siempre que esto sucede la política reacciona. Un clásico que aún no tiene final claro.

Escalas. Para la mayoría del sector empresarial el ambiente político no es el mejor, y de ahí los comentarios sobre la oportunidad de un viaje presidencial a una Europa también complicada política, sanitaria y económicamente. En un impactante roof garden de Nordelta se comentaba que el momento no constituye el mejor antecedente para las reuniones oficiales y empresarias en el Viejo Continente. El resultado de las elecciones en España es un tema a revisar ya que el Presidente llega después de un resultado a favor del PP en Madrid, con impacto nacional, que saca de foto a los amigos del progresismo allí. Sin embargo, lo que más llamaba la atención de los hombres de empresa fueron las fuertes declaraciones de funcionarios y de dirigentes cercanos al oficialismo, en contra del pago de la deuda argentina. “Si vas a pedir un perdón o flexibilidad, no parece la mejor estrategia decir que directamente no vas a pagar, más aún en países ortodoxos o que hicieron ajustes fuertes y exitosos, y el Club de París les va a repetir lo que ya se sabe: que primero hay que arreglar con el Club de París”. “Sería un milagro un avance, aunque es cierto que a nadie le interesa que Argentina se complique más, y menos con la situación que se está dando en algunos otros países de la región”, analizaba el titular de una de las “grandes”, acostumbrado a viajar y negociar, con distintos países. “Tampoco el ministro de Economía, Guzmán, puede estar muy relajado en las conversaciones, ya que, globalización mediante, en todos lados se sabe que ya le están nombrando sucesores, y uno de ellos es justamente el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, un economista joven, cercano a Cristina de Kirchner que, aunque obviamente está en la línea de La Cámpora y del gobernador Kicillof, es mucho más dialoguista y aceptado.

Invitación. La nueva convocatoria del Gobierno al titular de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, también generó cantidad de suspicacias, ya que el tema en este caso es por los fondos de coparticipación, tema que el jefe de la Ciudad también judicializó. De ahí que más de uno supone que se intenta llegar a un acuerdo para evitar la eventualidad de un nuevo revés por parte de la Justicia, como ocurrió con la presencialidad de las clases. Por supuesto que en la misma línea está el proyecto de ley que aparentemente definirá a nivel nacional las distintas situaciones frente a la pandemia y que, teóricamente, intentaría evitar criterios diferenciales por parte de los distritos. De todos modos, según adelantó el locuaz ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, “las restricciones seguirán hasta fin de año”… Pero no es el único problema que enfrenta Rodríguez Larreta por estos días, ya que la interna macrista está al “rojo vivo”, y hasta parece que nadie se esfuerza demasiado por ocultarlo. Las “palomas” encabezadas por el propio Rodríguez Larreta, y los “halcones”, personalizados en la figura de la exministra Patricia Bullrich, son los bandos más visibles, mientras que las figuras que están levantando perfil de uno y otro lado son el expresidente Mauricio Macri que respalda a Bullrich y la exgobernadora María Eugenia Vidal que, aunque no define aún “dónde jugará”, ya no se descarta que lo haga en Capital Federal, escenario que Bullrich preferiría no tener que enfrentar, por obvias razones.

Rrecuperación. “La segunda ola del coronavirus dilapidó la recuperación punta a punta de la economía prevista para este año”, señaló el economista Miguel Ángel Broda durante la reunión mensual de su estudio, con empresarios. Las consultas no se hicieron esperar a pesar de que el especialista ya había adelantado que la estimación “es que la inflación (45%-50%) podría bajar un poco en lo que resta del año hasta las elecciones, con un dólar oficial “anclado”, tarifas públicas residenciales casi congeladas y Gobierno que buscará controlar cada vez más precios (carne, granos, lácteos, electrónicos, etc), debido al impacto de los alimentos en el humor social. La menor expectativa de una recuperación económica, ahora de apenas 5%-6% mayormente por arrastre, obliga entonces a ajustar una cantidad de variables que se mantendrían en el 2022, según planifican la mayoría de las compañías. También hay coincidencia en que se complicó la pandemia, y la inflación. Por supuesto que los hombres de empresa, cada vez más realistas, tampoco abrigan grandes expectativas a la luz del cierre de comercios, la menor cantidad de trabajo, y la suba de costos que colocan a la Argentina en el grupo mayoritario de países que están en las antípodas de China y los Estados Unidos. “Hay dos velocidades en el mundo”, definía un analista internacional días antes, al referirse al gigante asiático y a los EE.UU. que obtuvieron, incluso, un crecimiento mayor al esperado.

Inteligencia. “Hay formas más creativas de evitar altibajos bruscos de precios”, reconocía un dirigente del sector alimentario, mientras el analista Enrique Erize, en su presentación de A Todo Trigo, explicó que “un consumo de 75 kilos de pan por habitante y por año, para 45 millones de habitantes, es equivalente a 3,3 millones de toneladas de pan flauta. ¡Hay fórmulas más inteligentes de intervenir!”, señaló sin eufemismo, aludiendo al mercado de 18-20 millones de toneladas de producción local de trigo que hay y los 12-14 millones de toneladas de exportación que se pueden ver afectados en forma negativa con medidas desaconsejadas. Algo similar ocurre con otros productos como la carne vacuna, producto para el cual se volvió a hacer otro acuerdo de precios para algún corte del mercado interno, aunque pocos estiman que pueda tener éxito concreto. De hecho, el titular de CICRA, entidad que nuclea a uno de los sectores frigoríficos, Miguel Schiaretti, destacó que “el acuerdo es por 8.000 toneladas por mes de asado, y en Argentina el consumo interno es de 165.000 toneladas mes”. “No llega porque además, la gente a la que van destinados estos precios, no compra en los grandes supermercados, sino en negocios chicos, cercanos y donde, incluso, todavía se usa la libreta”, explicó.

Arte con protocolo. “Alma, la primera Ola”, es el título de la muestra que el artista plástico Diego Andrea Ceccoli exhibe en el bello espacio de arte de Menéndez Libros, cuya dirección ejerce la multifacética Marta Menéndez. “Alma” surge como un movimiento de despersonalización del autor. Una propuesta que busca la visualización de la obra por delante de sus creadores. La idea del movimiento es trabajar varios artistas en la misma obra generando algo que es distinto a la obra individual de cada uno. Por las disposiciones vigentes no se puede hacer vernissage , por lo tanto los asistentes a Menéndez lo hicieron con cita previa y respetando el protocolo. Entre ellos estuvieron la cónsul de San Marino en la Argentina, Viviana Gennari,el empresario Martín Cabrales, el artista visual Lucas Beccar Varela,la cantante brasileña residente en nuestro país Sarah Menescal, la actriz Lorena Meritano, Walter Soares -director del grupo Caviar-.el actor Christián Sancho, el diseñador Fernando Cuellar, y la artista plástica Zulema Maza. Numerosas obras pertenecientes a este movimiento (“ALMA”) se encuentran dispersas por el mundo en colecciones privadas, entre las que se destacan la del actor francés Gérard Depardieu, las de las actrices estadounidenses Gillian y Laurie Anderson, y de las cantantes argentinas Elena Roger y Valeria Lynch. Se puede visitar hasta el viernes 14 de mayo en Menéndez Libros.

Dejá tu comentario