Política

"Vamos a cumplir con la deuda, pero no a costa de la gente"

Alberto Fernández dio una conferencia en Madrid donde también se anticipó al lanzamiento legal de la campaña electoral que arranca mañana. La deuda y Cristina estuvieron en el centro de la escena.

Alberto Fernández brindó una conferencia, ayer, en el parlamento español, con definiciones clave para un eventual Gobierno que pudiera ejercer. El candidato del Frente de Todos cerró así su gira por España (le resta un viaje exprés a Portugal) en la jornada en la que también se entrevistó con el presidente Pedro Sánchez.

Allí el candidato del Frente de Todos habló obre la deuda, el petróleo argentino y defendió a Cristina de Kirchner como una perseguida por los juicios en su contra y apuntó la integración en la región y con Europa. “Todos están preocupados por saber qué vamos a hacer con la deuda. Vamos a cumplir y honrar las deudas, pero no nos pidan que lo hagamos a costa de más deterioro de nuestra gente y postergando más a los argentinos, porque ya mucha postergación tienen los argentinos”, dijo Alberto F. en uno de los pasajes de su conferencia y agregó que “del default no salimos Néstor y yo, salimos todos los argentinos. Inexplicablemente ahora volvimos a quedar a merced del fantasma que por años nos persiguió: el fantasma de la deuda. Cuando el Gobierno actual asumió el poder, la Argentina tenía una deuda del 38% del producto bruto, y hoy tenemos más del 100% del PB afectado”.

En otro pasaje se explayó sobre lo que considera la falta de estado de derecho en la región, opinión más conocida del candidato en ese sentido. Dijo que había que trabajar para recuperar “una mejor calidad del Estado de derecho” y que había “detenciones arbitrarias que uno tiene que denunciar y hablar. Una de ellas es la detención de Lula. Yo soy un hombre del derecho. Y la verdad ningún estado de derecho soporta que haya alguien detenido como está Lula hoy. Por eso adonde vayamos tenemos que pregonar por su libertad”. La intervención provocó aplausos que se repitieron cuando volvió a rechazar la detención de Lula. Fue ahí que entonces se refirió a la situación de la Argentina, donde Alberto F. consideró que había que preocuparse porque hubo “en estos años una manipulación judicial preocupante y se han generado una serie de detenciones arbitrarias, no voy a abrir juicio sobre inocencias y culpabilidades, pero se ha utilizado la detención durante el proceso como un mecanismo de persecución a opositores. Y eso no está bien, eso hay que terminarlo, hay que dejar de utilizar a los tribunales como un lugar donde se hace política, hay que dejar de valerse de los jueces para perseguir a los que no se les puede ganar en las elecciones y hay que hacer que los tribunales actúen como tales, sin la presión política de ningún momento. Y en eso vamos a trabajar”.

Amplió luego en defensa de Cristina de Kirchner diciendo que “hay situaciones realmente incomprensibles, arbitrarias e imperdonables. Lo que está pasando con Lula es imperdonable, lo que está pasando con Rafael Correa es imperdonable, y lo que vivió Cristina en todos estos años, a pesar de que gracias a Dios no tuvo que padecer ningún encierro, ha sido una persecución sistemática de un sistema judicial que realmente construyó teorías jurídicas para poder favorecer su procesamiento y persecución. Yo no voy a hacer nada por resolver la libertad de nadie ni perseguir a ningún juez, pero voy a pedir que se haga justicia en todos los países de América Latina”.

Además dijo que había que “volver a poner nuestra mirada en Europa y nuestra puerta para entrar siempre ha sido España. Parecía que uno estuviera en contra del acuerdo (que propició Macri), pero yo fui jefe de Gabinete del Gobierno que más hizo para motorizar un encuentro entre la Unión Europea y el Mercosur, en el año 2005 o 2006. Ahora parece haber un atisbo de acuerdo. Cuando el tema salió parecía un hecho consumado y en realidad tenemos dos años de discusión para ver cómo se materializa”. Dijo que la Argentina nunca debió desvincularse de Europa y que buscará una “relación madura” con la Casa Blanca si llega a la presidencia, y criticó la posición del Grupo Lima, sosteniendo que “el hecho de que la Argentina sea parte del Grupo de Lima y está tan condicionada a las políticas americanas nos ha hecho retroceder mucho como país”, pero aclaró que no significa ese planteo mantener una mala relación con EE.UU. sino que, aclaró “tenemos que tener una relación madura, pero tenemos que entender también que Argentina encontró siempre su primer vínculo en Europa y tenemos que volver a volcar nuestra mirada a Europa”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario