martes 16.10.2018
Política
Crece el escándalo
jueves 1 de Marzo de 2018

Aseguran que la empresa española que vendió los subtes sabía que tenían material cancerígeno

Metro de Madrid conocía desde 2003 la existencia de amianto en algunos de sus trenes y aun así los vendió a Argentina en 2011, después de prohibirse su comercialización.

Según un informe elaborado hace 15 años por el servicio de Prevención Laboral del subterráneo y publicado hoy por la prensa española, este material tóxico estaba presente en 115 trenes, entre los que figuran los 36 que se vendieron a Argentina en 2011, y los que, en algunos casos, siguen circulando todavía por el subsuelo de la capital española.

El informe detalla una veintena de componentes presentes en 65 convoyes de viajeros y otros 50 utilizados en el mantenimiento de las instalaciones que incluyen amianto.

Tras recibir el informe, Metro de Madrid no consideró necesario poner en marcha un "protocolo de vigilancia sanitaria específica" para los trabajadores que podrían haber inhalado tal sustancia tóxica ni para los que lo hicieran en el futuro.

Metro vendió a Argentina en 2011 y 2012 dos lotes de trenes de la serie 5.000, el modelo que contenía amianto, por 5,064 millones de euros, para su utilización en el suburbano de Buenos Aires.

Argentina, donde tampoco se permite el uso de amianto, pidió explicaciones al Metro de Madrid sobre los vagones y la compañía de metro de Buenos Aires los retiró de la circulación como "medida preventiva" y no descarta emprender acciones legales.

Este material altamente tóxico en caso de manipulación está prohibido en España desde finales de 2001.

La denuncia presentada el mes pasado por parte de un trabajador con cáncer de pulmón destapó la presencia de amianto en el Metro de Madrid.

El abogado del trabajador advirtió de que "el conjunto de afectados puede ser numeroso".

Metro de Madrid está realizando reconocimientos médicos a todos los empleados de la plantilla que hayan podido estar en contacto con dicha sustancia.

El amianto se encontraría en la parte inferior de los vagones al que los viajeros no tienen acceso, por lo que no corren peligro, según responsables de la compañía.

El sindicato propuso la convocatoria de paros por la falta de medidas de seguridad de la compañía por la presencia de amianto.

Fuentes de Metro de Madrid dijeron que están revisando la documentación "para verificar si algo pudo fallar en la operación de venta" a Argentina.


Por Mónica Uriel, de la agencia ANSA.

2 comentarios