Economía

Abram: "No veo a Alberto pudiendo salir del cepo después de diciembre"

En declaraciones a Ámbito, el economista sostuvo que el comportamiento que tuvo el mercado en los primeros días post elecciones es "lógico" y que no ve al presidente electo pudiendo salir del cepo en diciembre.

Las turbulencias que se preveían en el mercado local post resultado electoral, que consagró a Alberto Fernández como presidente, no fueron tales. Y si bien el mercado comenzó el lunes con cierta volatilidad tras el endurecimiento del cepo, tanto el dólar oficial como las brechas con los dólares “libres” tendieron a la baja. En ese contexto, el economista Aldo Abram criticó con dureza las nuevas restricciones cambiarias al remarcar que “este es el cepo número veinticuatro que se aplica en Argentina y ninguno terminó bien”.

En declaraciones a Ámbito, el titular de la fundación Libertad y Progreso sostuvo que el comportamiento que tuvo el mercado en los primeros días post elecciones es “lógico” y que no ve al presidente electo pudiendo salir del cepo en diciembre.

“De golpe sacaste de un mercado en el que hay gente obligada a liquidar sus divisas una enorme cantidad de demanda. Porque la restricción que pusieron ahora a la gente la verdad es que es una restricción brutal, es absurda desde el punto de vista que ni siquiera da margen a la persona que quiere hacer turismo a poder comprar una cantidad como para moverse en el exterior más allá de que puede usar la tarjeta de crédito”, remarcó.

En ese sentido, dijo que pasar de la posibilidad de que las personas físicas compren hasta u$s10.000 a que sólo pueden hacerse de hasta u$s200 suena hasta ilógico.

“Lo que esto está significando es que el Banco Central ha decidido seguir la máxima que define la oposición, que es cuidar las reservas, ya sabemos para qué las quieren cuidar, para asumir compromisos del Estado, quiere decir que no van a estar disponibles para defender el nivel del peso y tampoco los ahorros del sistema financiero. Tenemos que estar atentos a eso”, analizó.

En otro orden, el economista se refirió a la caída que registró el dólar blue en las dos primeras ruedas de la semana y destacó: “Lo que más llamó la atención es la baja del dólar paralelo porque uno lo que hubiese esperado es una fuerte aumento de la diferencia cambiaria con el dólar libre porque a los que se estaba restringiendo la demanda ahora es a las personas físicas”.

Abram consideró que el cepo “hard” es un chiste al tiempo que afirmó que el nuevo límite de compra “es menor de lo que te permitían sacar del cajero automático en pesos en el corralito de la convertibilidad”.

“Tenía un justificativo político poner un cepo con tope de 10.000 dólares. Se buscaba diferenciarse del cepo del kirchnerista. Y que no se sintiera tanto. Hoy ya sabemos que el presidente electo es Alberto Fernández y éste pidió que le cuiden las reservas del Central”, continúo.

Consultado sobre la posibilidad de que se levanten las restricciones cambiarias en diciembre dijo: “Sin lugar a dudas creo que se va a mantener el cepo después de diciembre. Salvo que me digas que ves a Alberto Fernández anunciando que va a hacer las reformas estructurales y va a resolver los problemas de fondo y que la gente le cree. Que es lo que le pasó a Mauricio Macri. La gente le creyó entonces fue fácil salirse del cepo. Porque lo que necesitás para salir del cepo es que la gente te crea y en vez de llevarse sus ahorros afuera, los vuelvan a traer. Básicamente ese es el secreto de poder salir”.

Encuesta

Sin embargo, Abram afirmó que no se imagina al próximo gobierno levantando las restricciones. “Quiere decir que vamos a tener cada vez mayores restricciones a la compras de dólares. El cepo se va a seguir cerrando. Lamentablemente no veo a Alberto Fernández pudiendo salir del cepo. Aparte porque ellos creen que las reservas del Banco Central están para que las use el Estado y no para defender el valor del peso y de los depósitos que están en los bancos”, cuestionó.

Por último, se refirió a las consecuencias que conlleva un límite a la compra de divisas y destacó: “Vas a exportar menos y a invertir menos con el cepo. De hecho eso es lo que pasó en el Gobierno de Cristina de Kirchner”.

“Este es el cepo número 24 que se hace en Argentina y ninguno terminó bien. Todos terminaron destruyendo las exportaciones, las inversiones y en la mayoría de los casos, excepto el último que logramos zafar, con crisis monetaria”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario