Deuda: cerca de tres dólares separan la oferta oficial de la contrapropuesta de los acreedores

Pese a que los aspectos legales ya fueron acordados entre el país y los acreedores, persisten las diferencias económicas.

El Gobierno ratificó que ya hizo su última oferta con relación al comunicado conjunto de los acreedores externos que rechaza la propuesta argentina y formula una nueva contrapropuesta.

Es imposible que nos podamos mover de este último esfuerzo que hicimos. Es un esfuerzo muy muy grande y lo tienen que saber todos. Es un esfuerzo que nos pone al límite”, dijo el presidente Alberto Fernández en declaraciones televisivas. “Es muy difícil hacer una oferta mejor”, enfatizó.

Sin embargo, el Presidente aclaró que se analizará la oferta al señalar “como nosotros, francamente, queremos actuar de buena fe, francamente encontrar una solución, seguiremos discutiendo”. En tanto, Ámbito pudo saber que la situación está siendo analizada por el ministro Martín Guzmán y que se habría solicitado apoyo técnico al Fondo Monetario Internacional.

Por su parte, el ministro de Economía, Martín Guzmán criticó que “ese grupo de acreedores una falta de entendimiento sobre las restricciones que enfrenta la Argentina".

Seguidamente el jefe del Palacio de Hacienda afirmó que “no vamos a confrontar con nuestros acreedores. No vinimos a pelearnos con nadie sino a resolver un problema enorme en el que se dejó a Argentina. Queremos resolver el problema. Fue con esa vocación que hicimos una oferta definitiva que incluyó nuestro máximo esfuerzo".

Aunque advirtió que “Aceptar lo que piden algunos acreedores significaría someter a la sociedad argentina a más angustia, implicaría por ejemplo ajustar jubilaciones, y no lo vamos a hacer. Seguimos esperando que prime la buena fe por parte de los acreedores" en línea con las declaraciones presidenciales.

Concluyó señalando que "Consideramos que la mayoría de nuestros acreedores va a aceptar la oferta"

Rechazo y contraoferta

En una declaración conjunta, y por primera vez los tres clubes de acreedores de la deuda externa se reunieron para rechazar la última oferta argentina, realizar una contrapropuesta y acordar que “los grupos de acreedores de Argentina no licitarán sus tenencias de bonos en la oferta de canje propuesta por Argentina”.

Un elemento importante a tener en cuenta es que los aspectos legales ya fueron acordados entre el país y los acreedores, según confirmaron tanto fuentes oficiales como de los bonistas a Ámbito.

Sin embargo, subsisten las diferencias económicas. La contrapuesta de los bonistas contempla un cupón promedio de 3,4% y un alivio total de deuda de 35.000 millones de dólares en 9 años.

Primeros cálculos privados sobre la contraoferta conjunta que hicieron llegar los bonistas arroja una paridad del orden de los 56,5 dólares por cada lámina de 100 (tomando una tasa de salida de 10%).

Es decir la diferencia es menor, de unos tres dólares – opinan analistas internacionales – con relación a la última oferta argentina – 53,5 dólares -. “Es una brecha baja como para que se llegue a un default por esta diferencia” señaló un analista.

“La Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que la última oferta argentina contempla un ahorro de u$s30.000 millones, cuando la de los grupos Ad Hoc y Exchange del mediados de junio proponía un ahorro de u$s28.360 millones y la última contraoferta dice que el alivio es de u$s35.000 millones, si es así, hay que cerrar”, sostuvo un especialista.

La decisión de los tres grupos de bonistas de efectuar una contrapropuesta conjunta al gobierno argentino fortalece la posición negociadora de los acreedores, pero también perfila – de llegarse a un acuerdo – una salida ordenada del default, ya que no quedarían bonistas fuera del canje. Esta circunstancia, señalan especialistas, allanaría el camino para la renegociación de las deudas con el Fondo Monetario Internacional.

Un aspecto que llamó la atención es que uno de los grupos de acreedores el Argentina Creditor Committiee que inicialmente había manifestado su adhesión a la última oferta argentina se uniera a los fondos más agresivos en la propuesta conjunta. En medios internacionales se comenta que este cambio de actitud habría sido el resultado de una discusión con la Secretaria de Finanzas, a cargo de Diego Bastourre, por cuestiones legales con uno de los más grandes fondos del mundo, PIMCO.

Última oferta

“No podemos hacer nada más” “we can’t do anymore” sostuvo el presidente Alberto Fernández en declaraciones efectuadas este fin de semana al diario Financial Times. "Cualquier cosa más pondría nuestra habilidad para [pagar nuestras deudas] en riesgo, y no quiero estafar a nadie ", afirmó el primer mandatario.

El presidente insistió en que incluso si la mayoría de los acreedores rechazan su propuesta por 53 centavos por dólar, “no habrá otra oferta”. Cabe recordar que los acreedores más agresivos solicitaban por lo menos tres dólares más.

Si bien parecería por la respuesta oficial que el Gobierno daría por cerrada la negociación, analistas internacionales señalan que en los últimos días se habían logrado avances importantes al acordar las cuestiones legales y por lo tanto, no descarta que se llegue a un entendimiento.

Contrapropuesta

Los tres grupos de acreedores de la Argentina presentaron una contrapropuesta a la última oferta argentina para la renegociación de la deuda. Tras rechazar la propuesta argentina, los grupos han firmado un acuerdo de cooperación mediante el cual ninguno se presentará a la oferta Argentina,

En un comunicado conjunto, el Grupo Ad Hoc de Accionistas de Bonos Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Accionistas de Bonos de Intercambio, que colectivamente sostienen poseer más de un tercio de los bonos globales en circulación de Argentina y más de un tercio de sus bonos de canje en circulación, señalan que “se complacen en anunciar que nos hemos unido presentar una nueva propuesta al gobierno argentino que cuente con el apoyo de todos los grupos de acreedores”.

La declaración no brinda detalles pero señala que “la propuesta conjunta representa importantes concesiones económicas y legales de los tres grupos, incluido que los nuevos bonos emitidos a cambio de los bonos globales existentes se regirán por una versión modificada de la escritura de 2016”.

Los clubes de deudores señalan que “creemos que nuestra propuesta mejorada:

  • Proporcionará el alivio a corto plazo que Argentina necesita con urgencia,
  • Brindará una solución sostenible a largo plazo que asegure el futuro del país y su acceso a los mercados internacionales de capital,
  • Proporcionará el marco legal necesario para alentar la inversión adicional necesaria para poner al país en el camino hacia una recuperación sostenida”.

El comunicado también detalla que “nuestros tres grupos también han firmado un acuerdo de cooperación reafirmando que la oferta actual de Argentina no llega a una propuesta que pueda ser apoyada por los grupos acreedores”. Y aclara que “de conformidad con el acuerdo de cooperación, los miembros de los grupos de acreedores de Argentina no licitarán sus tenencias de bonos en la oferta de canje propuesta por Argentina”.

Finaliza señalando que “estamos seguros de que hay una resolución consensuada a la vista y de que dicho acuerdo proporcionará un camino hacia un futuro económico sostenible para el pueblo argentino”.

Este martes por la tarde Alberto Fernández expondrá ante el Council of Americas que preside Susan Segal y contará con la presencia de numerosos inversores. Desde ya, se descuenta que esta situación de impasse generará en Nueva York mucha expectativa respecto a las definiciones del primera mandatario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario