Alta demanda de insumos para el maíz de la próxima campaña

Agronegocios

El mercado de suministros para el cereal está al rojo vivo. Los altos precios internacionales, el buen pronóstico climático y el alto nivel de tecnología disponible permiten aventurar una gran campaña para el ciclo 2021/22.

La precampaña de maíz 2021/22 comenzó anticipadamente en la región agrícola. Es que aún quedan lotes por cosechar de la actual campaña, sin embargo las buenas perspectivas y la rápida decisión del productor son una realidad que desde hace varias semanas esta tallando fuerte en el mercado de semillas, fertilizantes y productos disponibles para la protección de cultivos.

La Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario ya estimó que el área del cereal crecerá un 5% hasta llegar a las 7,73 millones de hectáreas y la producción alcanzaría las 54,1 millones de toneladas con un rinde promedio de 80,4 quintales.

Es verdad que todavía faltan varios meses para comenzar la siembra pero ya casi no quedan semillas y ahora la mirada esta puesta en los insumos para lograr la mejor performance en cada lote productivo.

Gabriel Actis, gerente de Mercado y Precio en KWS, aseguró que “el productor se encontró con liquidez y adquirió insumos de manera temprana. El avance en las ventas es tan marcado que se logró llegar al 50% del objetivo de venta hace más dos meses. En años anteriores se llegaba a junio con la mitad del objetivo y ésta vez fue mucho más rápido”. En cuanto a los motivos, Actis precisó que de esta manera “el productor fija precios y toma posiciones antes de las elecciones porque ve que puede registrarse una devaluación fuerte, entonces una vez que cosecha sale a comprar insumos”.

Son muchas las empresas que proveen semillas, varias de ellas ofrecen nuevos lanzamientos y sus mejores híbridos, sin embargo Actis destacó que además de la genética disponible en el mercado “hay que estar cerca del productor y atento a sus necesidades en cuanto al manejo del cultivo. Hoy nadie hace maíz sin pensar en cada uno de los detalles agronómicos, como densidad, fecha de siembra o niveles de fertilización y KWS esta detrás de todo eso”.

Queda absolutamente claro que el productor ya decidió invertir en maíz. Esa tendencia esta marcada por la experiencia del año pasado, porque en un escenario de falta de agua, el cultivo se defendió muy bien y generó rentabilidad. Juan Caporicci, Gerente de Servicio Técnico en FMC, aseguró que desde la compañía estiman que quienes van a sembrar, también querrán asegurarse de contar con el mejor paquete tecnológico disponible para la protección de cultivos, entonces definen sus compras en el corto plazo.

Luego de la experiencia del año pasado, se sabe que muchos productores perciben que podrían existir dificultades para conseguir productos que requieren una autorización de importación (licencias no automáticas), por lo tanto una vez adquiridas las semillas, el productor salió a buscar herbicidas, plaguicidas e insecticidas.

Caporicci explicó que “en cuando al ritmo de ventas estamos al menos dos meses adelantados. Antes la pre-campaña duraba 3 meses y ahora en un mes se vendió casi todo. Creo que en el caso de la protección de cultivos será fundamental una buena planificación para el control de malezas, porque luego de los años secos se suelen expresar en la campaña siguiente y eso es justamente cuando se avanza con la siembra de maíz. Atacarlas en la re-siembra será determinante y para eso ya estamos trabajando en un nuevo pre-emergente basado en Isoflex que se sumará al portfolio actual de productos. En cuanto a las plagas, más allá de la tecnología que tenga el material sembrado, hay una presión constante y creciente de oruga cogollera y para eso nada mejor que recomendar monitoreo y aplicación de productos como Coragen para ayudar a la sustentabilidad de los híbridos. Por último, en el caso de los fungicidas Caporicci aseguró que “serán fundamentales para romper los techos de rinde en ambientes de alta productividad”.

Dejá tu comentario