Productores agropecuarios manifestaron su preocupación por el 2022

Agronegocios

Una encuesta de CREA, asociación civil sin fines de lucro integrada y dirigida por empresarios agropecuarios develó que bajó el índice de confianza en relación a las perspectivas del país para el año siguiente.

Un 66% de los 1119 empresarios agropecuarios CREA consultados cree que la situación del país estará peor dentro de un año, un ocho puntos porcentuales superior al nivel registrado en marzo pasado, reveló el último relevamiento de la entidad de productores.

En tanto, un 42% de los consultados proyecta que su empresa podría estar en una situación más desfavorable dentro de un año, mientras que en marzo pasado esa cifra era del 34%. En ese sentido, disminuyó de manera considerable la proporción de empresarios que consideran adecuado el momento para realizar inversiones. Pese a los buenos precios agrícolas vigentes, la confianza de los empresarios CREA experimentó una caída y volvió a valores de hace un año. Uno de los factores señalados por la entidad es la incertidumbre política y económica sumado a la intervención en las exportaciones de carne.

En lo que respecta a la actividad agrícola, casi la mitad de los consultados proyectó que los resultados del próximo ciclo serán peores que los de la última campaña. En cuanto a intenciones de siembra, el relevamiento arrojó que en el diseño de la próxima campaña agrícola 2021/22 la mayor parte de las empresas mantendrá una elevada proporción de gramíneas en la rotación, un aspecto clave para la sostenibilidad de los sistemas productivos.

La participación del cultivo de trigo en la rotación proyectada para 2021/22 alcanza el 15%, mientras que fue del 16,4% en 2020/21), en tanto que la proporción total de cultivos de invierno sería de 21,5%, comparado con el 22% de la campaña anterior. En maíz (temprano + tardío) la proyección es del 32%, una suba de 2 puntos porcentuales, con respecto al 30% del ciclo anterior y con un aumento interanual del 15% para el maíz temprano, mientras que la proporción de tardío se mantendría estable respecto del ciclo anterior.

La evolución del clima, en un año que se proyecta desafiante, será un factor decisivo a la hora de decidir el plan de siembra y la posterior producción para lo que queda del 2021 y el 2022.

Dejá tu comentario