8 de marzo 2017 - 09:36

Argentina: la necesidad de avanzar hacia la facilitación del comercio

Argentina: la necesidad de avanzar hacia la facilitación del comercio
Hace sólo unos días, el 22 de febrero de 2017, entró en vigor internacionalmente el Acuerdo de Facilitación de Comercio luego de que dos tercios de los miembros de la OMC (Organización Mundial del Comercio) hubieran completado su proceso interno de ratificación. Este acuerdo para la facilitación del comercio (TFA-según sus siglas en inglés) tiene como objetivo reducir el costo del comercio transfronterizo mediante la homogeneización de las normas y procedimientos relativos al movimiento, la liberación y el despacho de mercancías superando las barreras comerciales y aprovechando las nuevas tecnologías en los procedimientos aduaneros con el objetivo de mejorar la coordinación entre las autoridades fronterizas transparentando los procesos.

Se espera que los miembros de la OMC que aún no lo hayan ratificado, lo hagan. Argentina, aún está en proceso de ratificación y es vital que lo haga.

¿Por qué consideramos necesario apoyar el TFA?

Al prever un comercio con procesos simplificados y agilizados, tendremos un comercio que debería ser más eficiente.

La OMC estima que la implementación del acuerdo podría aumentar las exportaciones de los países en desarrollo en hasta $730.000 millones de dólares por año y que serán creados alrededor de 20 millones de puestos de trabajo. Además de reducir los costos comerciales totales en más del 14% para los países de bajos ingresos y más del 13% para los países de ingresos medianos y altos mediante la racionalización del flujo comercial a través de las fronteras, el TFA tendría un impacto positivo y sostenible en la recaudación de los ingresos públicos al aumentar los volúmenes comerciales y reducir la corrupción en las fronteras. Y considera además que el TFA tendrá un mayor impacto en el comercio internacional que la eliminación de todos los aranceles restantes del mundo, sentando las bases para un desarrollo sostenido.

Las PyME serán, sin dudas, las grandes ganadoras en este proceso dado que muchas veces se ven afectadas de manera desproporcionada por los complicados y complejos procedimientos fronterizos aduaneros.

Sin dudas, la implementación del Tratado de Facilitación del Comercio en Argentina sería una muestra del compromiso por mejorar nuestra competitividad nacional ya que, es un acuerdo que tiende a eliminar las ineficiencias fronterizas, ofreciéndonos un mejor acceso a la oferta global y a las cadenas de valor. En este sentido, es necesario resaltar la responsabilidad compartida por parte del Gobierno y la comunidad empresarial que tiene un rol fundamental en su implementación.

El acuerdo está en marcha. La aprobación por nuestro Congreso Nacional es sin dudas, el primer gran paso, esencial para comenzar a construir un camino tendiente a facilitar y transparentar el comercio en nuestro país.


Por Adrián Miguez, presidente del Comité de Comercio Internacional - AmCham Argentina

Dejá tu comentario