La sostenibilidad y el capital humano juegan en el mismo equipo

Ambito BIZ

La sustentabilidad es un favor clave dentro del área de capital humano. Tres especialistas brindan una mirada desde la nueva normalidad.

La sustentabilidad debería ser transversal a toda organización que se presenta como responsable y el departamento de recursos humanos o capital humano no es la excepción. En la nueva normalidad producto de la pandemia de Covid-19 estas gerencias se pusieron a prueba para acompañar el proceso hacia la virtualidad.

En el contexto internacional, el cuidado de los trabajadores está en el centro de atención de los organismos multilaterales como Naciones Unidas que lanzó hace 22 años el Pacto Global referido a la responsabilidad social empresaria. La iniciativa cuenta con 10 principios en áreas relacionadas con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción. Y en 2015 cuando apareció la Agenda 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) la mirada hacia el mundo del trabajo también estuvo presente con los ODS, específicamente con el octavo que propone promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

En esta línea, tres analistas explican la importancia de la sustentabilidad en el área de recursos humanos y cuáles deberían ser las estrategias que tendrían adoptar las empresas para transitar este camino.

“Las personas son lo más importante y en este tiempo de pandemia el capital humano se ha vuelto un tema fundamental y foco de todas las empresas”, explica Jorge Figueroa, director de Public Affairs y Sostenibilidad de Randstad para Argentina y Uruguay.

Según el especialista hay que prestar atención en no vulnerar los derechos, no discriminar, tener equidad con todas las personas y atender los casos particulares. En el contexto de pandemia “las personas más vulneradas han sido las mujeres porque han visto recargado su rol de ama de casa, de madre, de maestra y además de empleada o de funcionarias”, sostiene y en línea destaca la importancia de la escucha y de medidas personalizadas para cada trabajador.

oficina

Desde España, Juan Manuel Roca experto en liderazgo responsable y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid advierte que “la inclusión se ha colocado en el centro de la agenda de los departamentos de recursos humanos” al tiempo que recuerda que el talento no tiene género, raza, étnica, origen geográfico ni ideología o religión y por tanto las empresas deben crear un entorno en el cual los empleados, independientemente de su origen o perfil, saquen los mejor de sí mismos, desplieguen todo su potencial y crezcan tanto a nivel personal como colectivo.

“Pero, a su vez, deben crear una cultura en torno al propósito de la empresa por la cual todos los empleados ven su trabajo como algo positivo no solo para ellos sino para toda la sociedad”, completa.

Susana Demeco, fundadora y directora de la consultora Selectas, recomienda trabajar la sustentabilidad en el área a lo largo de toda la relación entre empelado y empresa. “Desde el reclutamiento, atravesando toda la relación de empleo, hasta después del final de la relación laboral. Incluso con la comunicación externa, debería tenerse en cuenta el impacto que tendrá en las personas que trabajan dentro de la compañía”, asegura.

En cuanto a qué medidas deben tomar las empresas para incorporar la sustentabilidad en la administración de talentos, Demeco enfatiza que “no todas las políticas deben ser iguales para todo el personal, cada tipo de trabajo y perfil requiere un trato distinto y está bien tener algunas políticas globales y otras específicas”.

Sustentabilidad.jpg

Los empleados son el centro de la empresa y por ello la empresa debe velar por el bienestar y salud de ellos”, recuerda Roca y destaca que los elementos a tener en cuenta son la comunicación, la empatía y el compromiso absoluto con los empleados. Y en este contexto el especialista plantea que el mundo se encuentra en “la era del triunfo del capitalismo y liderazgo consciente, donde la persona está en el centro, se ha virado hacia el liderazgo humanista”.

“Veníamos hablando del futuro del trabajo y el futuro del trabajo se nos hizo presente a partir de la aceleración que le impuso la pandemia”, analiza por su parte Figueroa y destaca que las habilidades imperantes están relacionadas con el trabajo a distancia y el liderazgo remoto, además de la comunicación.

Por último, al indagar acerca de la importancia de la sostenibilidad en esta área, los analistas coinciden que se trata de una relación fundamental. “No solo porque es necesario y rentable (los estudios ya lo demuestran) sino porque, de no hacerlo, las empresas estarán más pronto que tarde fuera del mercado”, dice Roca. “No se puede operar en el mercado, en este mercado global y en esta época que nos ha tocado vivir, si en el día a día se va contra nuestra casa común que es la Tierra”, completa.

“Desde el punto de vista de la empresa podría decirse que la sustentabilidad generaría mayor productividad y menores costos y a mí me genera mayor satisfacción tener colegas contentos y relaciones de trabajo sustentables”, acota Demeco.

En tanto, Figueroa apunta que “cuando hablamos de sustentabilidad siempre tendemos a hablar de los recursos naturales o lo recursos finitos, pero el capital humano es parte de estos recursos porque en la medida que no tenga las habilidades adecuadas se hace imposible operar como empresa”. Y concluye: “Aunque es transversal a toda la compañía, en este momento sostenibilidad y capital humano son un mismo equipo”.

Dejá tu comentario