Suspensión de Copa América, otro cruce Mendoza-Nación

Ambito Nacional

Los cruces entre Mendoza y el Gobierno nacional se repiten de forma periódica por distintos ejes de gestión. Ayer, se sumó un nuevo frente: desde la administración del radical Rodolfo Suarez cuestionaron a la Casa Rosada por la suspensión de la Copa América, competencia en la que el distrito cuyano hubiese sido una de las sedes.

La mayor polémica de ayer se dio por el retorno a las clases presenciales en la provincia, que volvió a desoír el DNU nacional, con críticas explícitas de Alberto Fernández (ver aparte). Pero la cancelación del torneo continental de fútbol que iba a desarrollarse en el país generó sorpresivos dardos desde Mendoza.

“La desprolijidad es terrible”, dijo ayer el subsecretario de Deportes de la provincia, Federico Chiapetta. El funcionario de Suarez aseguró que se llevaban invertidos unos $65 millones en obras en el estadio Malvinas Argentinas, sobre $250 millones que estaban previstos para recambio de butacas, nuevos sistemas de riego, entre otras mejoras que preparaban para una inspección que iba a desarrollar la Conmebol.

“Responsabilizo al gobierno nacional. Es sorprendente la manera de hacerlo. El presidente anunció con bombos y platillos que se hacía la Copa América, hasta la semana pasada teníamos inspecciones de la Conmebol”, dijo Chiapetta, según consignó el medio provincial El Sol.

“No estoy en contra de la decisión, pero sí de la forma y de los tiempos. Cuando se bajó Colombia, el presidente dijo vamos a jugar todos los partidos en Argentina, eso molesta”, agregó el funcionario mendocino.

En la provincia aseguran además que ya estaban contratados hoteles, medios de transporte y otros rubros que hacen a la logística de los planteles en la competición.

Otros distritos que se anotaban entre las sedes de la Copa América, como Córdoba o Santiago del Estero (inauguró recientemente un estadio para la ocasión), no se plegaron a las críticas de Mendoza.

Los cruces entre el gobierno de Suarez y la Casa Rosada tiene frentes abiertos. Además del manejo de la pandemia, donde Mendoza es y fue más flexible que Nación, el reparto de fondos y las controversias por la obra hídrica de Portezuelo del Viento fueron otros de los ejes de gestión.

Dejá tu comentario