Deudas, en articulación con Guzmán: Córdoba paga u$s13,7 millones y vence el viernes canje de Kicillof

Ambito Nacional

El distrito mediterráneo afronta este año vencimientos de intereses y no de capital. La reestructuración de muchos de los compromisos de las provincias se alinean con la estrategia de reperfilamiento de Nación.

Mientras se prepara para renegociar su deuda, Córdoba abonará este lunes y un vencimiento por u$s13,7 millones del bono CO26, bajo legislación local. Una estrategia que plantea matices respecto de la de otras provincias -varias esquivaron pagos por tratarse de títulos englobados en el paquete a reestructurar-, pero en la cual el Gobierno de Juan Schiaretti avanza en coordinación con el Ministerio de Economía de Martín Guzmán.

A la administración cordobesa le espera también otro vencimiento inminente, el del bono CO27 del próximo sábado, en ese caso bajo legislación extanjera y por u$s 16 millones, que a priori también planea pagar. Mientras, tiene en la gatera un proceso de reestructuración de deuda por u$s 1.930 millones -ya con aval legislativo-, en un 2020 urgido pero con menos apremios que otros distritos, ya que que le depara vencimientos de intereses pero no de capital.

Horas centrales corren, en paralelo, para Axel Kicillof, ya que -tras cuatro prórrogas- el próximo viernes vence el plazo para adherir al canje de deuda bajo legislación extranjera bonaerense por u$s 7.148 millones. Una pulseada con los tenedores en sintonía fina también con la cartera de Economía nacional.

Otras provincias, en tanto, dieron nuevos pasos en las últimas horas. En Neuquén, por caso, tras cerrar la refinanciación de su deuda en pesos a principios de mes -en articulación con Nación-, ahora el mandatario Omar Gutiérrez activó el proceso de reestructuración de la deuda en dólares bajo legislación extranjera.

En Mendoza, por su parte, el plazo para sumarse a la reestructuración por u$s 590 millones vencía mañana, pero el radical Rodolfo Suarez lo extendió hasta el 7 de agosto para avanzar en las negociaciones. Asimismo, con distintos grados de avance también marchan por la senda de la reestructuración distritos como La Rioja, Tierra del Fuego, Chubut, Jujuy y Río Negro, entre otras.

Con ese telón de fondo, en las últimas horas Guzmán resaltó la creación en abril, dentro de la órbita del Ministerio de Economía, de la Unidad de Apoyo de Sostenibilidad de la Deuda Pública de las Provincias, que -dijo- “tiene como objetivo asistirlas en los procesos de canje de títulos con sus acreedores”.

“Existe un diálogo cotidiano y de entendimiento con las provincias en los parámetros que planteamos en cuanto a sostenibilidad”, enfatizó, en diálogo con La Voz. Además destacó que “fue muy importante” el respaldo de los mandatarios al proceso de reestructuración de la deuda argentina bajo legislación extranjera, que ingresó en una recta final hacia el 4 de agosto.

Las provincias siguen con lupa esa puja con los tenedores -tras la oferta a los bonistas, que Alberto Fernández tildó como “la última”, aunque con un resquicio para la discusión en lo legal-, de la que depende la suerte de las pulseadas locales y a la espera de cerrar mejores plazos y tasas.

“Argentina y sus provincias necesitan condiciones de sostenibilidad que le den al país la posibilidad de crecer, y que el pago de las deudas no implique más angustia para las argentinas y los argentinos”, enfatizó el ministro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario