No cesa puja entre socialismo y PJ por emergencia en Santa Fe

Ambito Nacional

Proyecto de Ley de Necesidad Pública volverá ahora al Senado con las modificaciones que se votaron ayer en la Cámara baja, sin respaldo del gobernador Omar Perotti. Sesión clave anoche en Neuquén.

La Cámara de Diputados de Santa Fe reeditó ayer la pulseada entre el Gobierno peronista de Omar Perotti y la oposición del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS). Este último espacio, comandado por el socialismo, hizo valer su mayoría en ese recinto y modificó la Ley de Necesidad Pública que reclamaba el mandatario, pero sin los votos del PJ. El dictamen que volverá al Senado, donde el proyecto ya había sido aprobado, incluye un endeudamiento por $37.000 millones, de los cuales $6.000 millones se estipulan para hacer frente a las necesidades sanitarias por el avance del coronavirus. En paralelo, anoche el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, aceleraba en una sesión especial de la legislatura la declaración de la emergencia sanitaria, con una autorización de endeudamiento por u$s140 millones.

En Santa Fe, el proyecto es previo al estallido del virus, e incluye las leyes de emergencias sanitaria, alimentaria, económica y de seguridad. En diciembre, el FPCyS había rechazado las iniciativas en Diputados y el oficialismo volvió a insistir con modificaciones bajo el rótulo de Necesidad Pública, que ahora tendrá otro test en la Cámara alta, donde el futuro del proyecto es incierto.

Las negociaciones en las últimas semanas fueron intensas entre el PJ y el socialismo del exgobernador Miguel Lifschitz, ahora presidente de la Cámara de Diputados provincial. Idas y vueltas de propuestas y contrapropuestas que incluso siguieron ayer en la sesión, que tuvo un cuarto intermedio para limar diferencias. Sin embargo, no hubo acuerdo. La votación final terminó 21 a 8, con tres abstenciones y 17 ausentes. A diferencia de la inédita sesión virtual de dos días atrás en Mendoza, en Santa Fe no está habilitada esa posibilidad y varios diputados adujeron razones sanitarias para justificar el faltazo.

En resumen, el peronismo exigía un monto mayor, $36.000 millones originales más un extra de $10.000 millones para destinar al coronavirus. Además de una serie de facultades excepcionales para el Poder Ejecutivo que fueron vedadas por el FPCyS. Tampoco hubo acuerdo sobre los montos y formas de realizar las transferencias a los municipios, así como primó el rechazo al pedido de Perotti del pago de sumas no remunerativas a trabajadores estatales. Dos días atrás, el gobernador había recibido a Lifschitz junto a senadores y jefes de bloques para conformar un comité de emergencia por el Covid-19, en lo que parecía ser el reencauce de las relaciones y el fin de los tironeos. Sin embargo, la puja continuó en la sesión de ayer.

El peronismo prefirió no ceder en sus posiciones y mantenerse aferrado al proyecto original. Mientras el socialismo cree que el monto de endeudamiento es suficiente y que se deben destinar de manera automática mayores fondos a los municipios, el PJ cree que la negativa del FPCyS se debe a razones políticas, de una disputa con el Poder Ejecutivo.

Ahora, será el Senado el recinto que defina la suerte final del proyecto. En tanto, en Neuquén ayer la legislatura sesionaba al cierre de esta edición. Los diputados en la provincia gobernada por el MPN apuntaban a declarar la emergencia sanitaria por el coronavirus. El gobernador Gutiérrez buscaba aval para un endeudamiento por u$s140 millones, con alrededor de un 30% del monto total a repartir entre los municipios de manera automática.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario