Gobernadores, ante una elección crucial para blindar gestión propia

Ambito Nacional

La centralidad se da en la puja por 24 bancas de la Cámara alta. También el resultado general servirá de termómetro para gestiones locales. El impacto de la pandemia y de la crisis política en la elección.

En un contexto de incertidumbre económica y política, los argentinos volverán este domingo a las urnas para confirmar o rectificar el voto de las PASO de septiembre. En esta elección, además de definirse la nueva conformación del Congreso, se pondrá en juego la gobernabilidad de los próximos dos años, tanto a nivel nacional como provincial y municipal.

Se trata, en rigor, de una elección crucial para el sistema político, en todos sus niveles, que interpelará también la gestión de estos dos dificultosos años en los que la pandemia del coronavirus profundizó el desconcierto en el que quedaron sumergidas la economía y la sociedad en el último tramo de la gestión de Mauricio Macri.

Las claves de estas elecciones en ocho provincias.mp4

Por el lado del oficialismo nacional, el Frente de Todos aspira a revertir este domingo la pérdida de votos de las primarias, que en comparación con las generales de 2019 se traduce en algo más de 16 puntos. Una brecha inesperada que, a su vez, le aportó a la oposición un caudal adicional de más de un millón de votos respecto de lo conseguido hace dos años.

Los gobernadores peronistas, receptores en muchos casos del voto “crítico” que sufrió el oficialismo en las PASO tomaron nota del mensaje y blindaron en estos dos meses la gestión local como herramienta de supervivencia frente a un Estado nacional golpeado. El domingo se sabrá si esa alquimia dio resultado.

La atención principal está puesta en los distritos que eligen senadores, donde el Gobierno podría perder los votos para tener quorum propio de repetirse el resultado de las PASO.

En algunos de ellos, la suerte parece estar echada y en las distintas fuerzas dan por descontado que se mantendrá el score. Juntos por el Cambio espera repetir la victoria en Mendoza, Corrientes, Córdoba; en la alianza UCR-PRO creen que la diferencia alcanzada en las primarias en Santa Fe o Chubut están “consolidadas” y difícilmente peligre el triunfo. Acaso las mayores dudas aparecen en La Pampa, donde el peronismo busca emular la épica de 2017, cuando logró revertir el tanteador de las PASO.

Mientras tanto, el Frente de Todos da por descontado que ganará en Tucumán y Catamarca.

PAG21-TODOS_opt.jpeg
Mixto. En Santa Fe, el Frente de Todos del gobernador Perotti optó con actos semipresenciales para cerrar la campaña, con transmisión virtual.

Mixto. En Santa Fe, el Frente de Todos del gobernador Perotti optó con actos semipresenciales para cerrar la campaña, con transmisión virtual.

En Mendoza y Corrientes Juntos por el Cambio es oficialismo, con los gobernadores radicales Rodolfo Suarez y Gustavo Valdés, respectivamente. En el distrito cuyano, la lista encabezada por Alfredo Cornejo obtuvo 43% contra 25% del FdT liderado por Anabel Fernández Sagasti. En Corrientes el margen fue aún más amplio: 58,8% vs 34,45%, en donde Valdés logró consolidar el dominio que había establecido en agosto, cuando obtuvo su reelección superando el 75% de las adhesiones.

Distinto es el caso de Córdoba, donde gobierna Hacemos por Córdoba (segundo con 24,4% en las PASO), una variante local del PJ construida por el gobernador Juan Schiaretti, que en la previa a las generales polemizó con el Gobierno nacional por los subsidios a las tarifas eléctricas, pero sin ahorrar críticas tampoco a Juntos por el Cambio por los resultados de la gestión de Mauricio Macri. Una estrategia electoral para despegar de la polarización. El Frente de Todos terminó tercero lejos, con un magro 10,9%, contra el 47,8% de Juntos por el Cambio. Así la Casa Rosada ya imagina un futuro sin Carlos Caserio en el Senado, pese a sus intentos por renovar su banca como cabeza de lista del FdT.

La distancia en Santa Fe fue de 10 puntos: 39,9% de JxC entre cuatro listas contra 29,8% del FdT, que también tuvo una puja intestina entre el gobernador Omar Perotti (vencedor de esa interna) y el exministro de Defensa Agustín Rossi. El Frente Progresista (oficialismo en Santa Fe hasta 2019) quedó en tercer lugar con 11,1%. En este distrito el Gobierno podrá dejar bancas en el camino, Roberto Mirabella (primer candidato a diputado) y María de los Ángeles Sacnun (segunda candidata a senadora) dejarán sus lugares. Pero de mantenerse los guarismos por el PJ sólo ingresaría Marcelo Lewandowski. En ambos espacios creen que volverá a vencer la lista de JxC encabezada por la experiodista Carolina Losada.

En Chubut, JxC (39,5% en las PASO) se vio beneficiado por la jugada del gobernador Mariano Arcioni de llevar a su sello Chubut Somos Todos a la contienda nacional. En las primarias, ese espacio terminó tercero con 13,42%, el porcentaje que hubiese necesitado el FdT (26,6%) para empardar la contienda. Así, de contar hoy con tres senadores chubutenses (Juan Mario País, Alfredo Luenzo y Nancy González), el Gobierno podrá tener solo a uno: Carlos Linares, primer candidato a senador, exintendente de Comodoro Rivadavia y presidente del PJ local.

PAG21-WA0073_opt.jpeg

La mayor duda se da en La Pampa. En las PASO, JxC con una interna entre cinco listas obtuvo un 48%, diez puntos más que el Frente de Todos, que llegó con una lista de unidad. Más allá de las expectativas en el peronismo de que la nómina ganadora de JxC no logre atraer a los votantes de las otras cuatro, el mandatario Sergio Ziliotto salió a buscar adhesiones con un megapaquete económico que apunta a pymes, jubilados y a volcar efectivo al consumo. Una inversión de $7.000 millones que siguió la huella que ya habían trazado el chaqueño Jorge Capitanich y el puntano Alberto Rodríguez Saá, otros gobernadores peronistas que se ilusionan con dar vuelta la elección el domingo.

Ziliotto intentará repetir la historia de 2017, cuando las primarias pampeanas terminaron en guarismos similares (49% a 38% a favor de Cambiemos) y luego en las generales el PJ lo dio vuelta. Todavía resuenan los ecos del exgobernador Carlos Verna cuando entonces se jactaba de haber ganado por 76 votos, una satisfacción adicional.

Por otra parte, las victorias norteñas del gobierno en los otros dos distritos que renuevan representantes en la Cámara Alta parecen aseguradas. En Tucumán, el PJ venció por 48,6% a 35,2%, y a las generales el oficialismo llega reforzado con la pax entre Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, tras el pase del gobernador a la Jefatura de Gabinete. Ayer, de hecho, ambos cerraron campaña juntos en un acto en la localidad de Banda de Río Salí. En tanto que en Catamarca el triunfo del FdT del mandatario Raúl Jalil superó el 51%, 20 puntos más que JxC.

1.jpg

Revertir

Si se hace foco en la brecha entre las dos fuerzas más votadas en las PASO del 12-S, hay 10 provincias que muestran una diferencia de 10 puntos o menos. El paquete incluye a siete distritos que gobierna el peronismo (Buenos Aires, Chaco, La Pampa, Salta, San Juan, San Luis y Santa Fe), además de Misiones (Frente Renovador de la Concordia), Río Negro (Juntos Somos Río Negro) y Tierra del Fuego (Concertación Forja).

De ese lote, son cuatro las provincias donde el antecedente de las primarias es más ajustado, por debajo de una distancia de 5 puntos: Salta (0,42 puntos), Tierra del Fuego (3,49 puntos), Buenos Aires (4,35 puntos) y San Juan (4,64 puntos).

La esperanza en la remontada pampeana se da también en otras provincias, como San Luis, Chaco o Tierra del Fuego, que sólo eligen diputados.

En San Luis, por caso, Rodríguez Saá también busca la hazaña electoral de cuatro años atrás, cuando tras un revés en las PASO por 20 puntos de diferencia contra Cambiemos, liderado por Claudio Poggi, en las generales ganó por 10. Ahora tendrá que dar vuelta 9 puntos también contra el frente de Poggi (esta vez escindido de la UCR). El puntano tuvo dos focos estratégicos. El primero, despegarse del Gobierno nacional, con cuestionamientos a Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Rodríguez Saá, cuya alianza ni siquiera es FdT sino Fuerza San Luis, puede decir de forma explícita lo que otros murmuran por lo bajo: el voto castigo a la Casa Rosada fue el que golpeó a los oficialismo provinciales del PJ.

El otro eje, una batería de medidas económicas que cayó en la judicialización y donde tres líneas no podrán aplicarse hasta el lunes por una presentación realizada por Poggi, quien reclamó que las ayudas eran electoralistas.

En Chaco, Capitanich puso en marcha un plan de aceleración con una inversión de $4.000 millones que contempla congelamiento de precios, aumento salarial del 7% para la administración pública y un bono de $10 mil y beneficios para el sector productivo y de la construcción. El FdT en ese distrito tendrá que remontar 9 puntos.

Por su parte, el Tierra del Fuego, Juntos por el Cambio ganó con 36,4% contra 33% del FdT. Sin embargo, la alianza UCR-PRO lo logró con la sumatoria de cinco listas, mientras que el peronismo fue con una sola. El gobernador Gustavo Melella llevó a su sello FORJA a la alianza del FdT que comanda el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto.

PAG20-WA0072_opt.jpeg
En E. Ríos, tierra de Gustavo Bordet, Enrique Cresto (FdT) busca dar vuelta el score de las PASO, gesta que también alientan Sergio Ziliotto y Daniel Bensusán en La Pampa.

En E. Ríos, tierra de Gustavo Bordet, Enrique Cresto (FdT) busca dar vuelta el score de las PASO, gesta que también alientan Sergio Ziliotto y Daniel Bensusán en La Pampa.

Donde JxC no espera sorpresas y espera mantener la victoria de las PASO: Entre Ríos, Jujuy, Misiones y Santa Cruz. En el FdT ya se ven victoriosos en La Rioja. Más apretado ganó el PJ en Salta (30,2% a 29,7%) y en San Juan (42,9% vs 38,2%) y allí Juntos por el Cambios apuesta al batacazo.

Mientras que en Formosa, la unidad de las listas Juntos por Formosa Libre (28,9% en las PASO) y Estamos con Vos (19%) apunta a poner en apuros a Gildo Insfrán, cuya lista en las primarias cosechó un 48%. Asimismo, los provincialismos de Juntos Somos Río Negro y del Movimiento Popular Neuquino trascendieron en las PASO la polarización nacional y se entusiasman con repetir los buenos resultados de septiembre.

Dejá tu comentario