Con dos moratorias, el gobierno de Kicillof espera recuperar $4 mil millones este año

Ambito Nacional

También se incluirá la reforma del sistema de pago de Ingresos Brutos, que calcará el esquema de monotributo unificado que ya se aplica en siete provincias.

El gobierno bonaerense enviará en las próximas semanas a la Legislatura un paquete de leyes de Recuperación Productiva que, desde el punto de vista tributario, apunta a recuperar este año unos cuatro mil millones de pesos mediante la puesta en marcha de dos moratorias generales de impuestos patrimoniales. Además, Buenos Aires se sumará al esquema de monotributo unificado, una ingeniería para simplificar el sistema de pago de Ingresos Brutos a la que ya adhirieron siete provincias y que en el caso bonaerense beneficiará a cerca de un millón de contribuyentes.

El cálculo de recuperación de ingresos se desprende de la aspiración de cobro de un 10% de la deuda por 40 mil millones de pesos que se generó en 2020, producto del parate económico por la pandemia de Covid-19, según precisó el titular de Arba, Cristian Girard, quien además estimó que podrán acceder al beneficio unos tres millones de ciudadanos.

La particularidad de estos planes estará dada por la quita progresiva de multas, intereses y reclamos, tanto para contribuyentes generales como para agentes de retención que no hayan depositado en tiempo y forma fondos retenidos de los contribuyentes. Incluirá también las deudas judicializadas.

Los proyectos forman parte de una serie de medidas anunciadas por el gobernador Axel Kicillof durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, con el objeto de reactivar la actividad productiva signada por los afectos de la pandemia.

En un contacto virtual con distintos medios, Girard dijo que “se trabaja en la implementación de medidas destinadas a la simplificación del Impuesto a los Ingresos Brutos y a favorecer la regularización de deudas de contribuyentes que fueron afectados por la pandemia, incluyendo a las empresas que actúan como Agentes de Recaudación”.

Una de las moratorias alcanzará a los contribuyentes con deudas de los impuestos Inmobiliario Rural y Urbano, Automotores y Embarcaciones Deportivas contraídas entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020. El plan contempla el pago en hasta 24 cuotas con una tasa fija que luego se determinará en la reglamentación de la ley y con “condonación de multas, intereses y recargos de hasta un 100% para los sectores más afectados por la pandemia”.

“Se condonarán intereses en función de la capacidad de pago del contribuyente, lo que implica que recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados como micro y pequeñas empresas, cooperativas, personas de bajo patrimonio y quienes realizan actividades en rubros particularmente perjudicados por la pandemia”, graficó.

La otra moratoria está destinada a 3.800 agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos.

“La condonación de intereses y multas se segmentará según el tamaño del contribuyente, de manera que los mayores beneficios estarán destinados a las micro, pequeñas y medianas empresas para las cuales habrá quitas del 90%; 80% y 70%”, detalló el funcionario.

En cuanto al proyecto para simplificar el régimen de monotributo, Girard anticipó que se empezará a abonar una suma fija por mes de acuerdo a su categoría y se eliminará la declaración jurada mensual y anual ante ARBA.

Pero, además, este cambio permitirá una depuración de los padrones a la vez que Ingresos Brutos se cobrará con la generación de un VEP ante la AFIP.

La reforma en el esquema de monotributo afecta al principal impuesto de recaudación provincial que, en el caso de Buenos Aires, representa el 75% de los ingresos propios.

Dejá tu comentario