Proponen modificar secciones electorales y avanzar en autonomías

Ambito Nacional

Un grupo de intendentes vecinalistas e independientes busca cambiar la representatividad actual en la Cámara alta.

La baja en los casos de covid-19 en todas las localidades de la Provincia, volvió a reavivar algunos debates políticos postergados. En esa línea, una diputada provincial que responde al vecinalismo municipal presentó un proyecto de ley que, entre diversas propuestas, pone sobre la mesa una discusión siempre retrasada: la representatividad de los distritos en la Legislatura.

En concreto, la iniciativa busca elevar de ocho a once las secciones electorales y modificar algunas de las actuales divisiones para lograr que las voces más relegadas de la Provincia puedan tener su espacio en el poder legislativo provincial. La legisladora por la sexta sección, María Fernanda Bevilacqua, ingresó en la legislatura el proyecto elaborado por su padre, el intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua.

La intención del jefe comunal es lograr la discusión en la Legislatura. Y tener en Buenos Aires la misma representatividad que hoy existe en el Congreso Nacional en relación a todas las provincias. Que los diputados sean elegidos bajo este marco de 11 secciones electorales y que tengan su representatividad basada en la consecuente proporción de habitantes (como funciona en la actualidad, más allá de algunas quejas concretas con la cuarta sección); mientras que, en la Cámara alta, la idea es que haya cuatro senadores por región.

“Hay secciones populosas en las que conviven distritos que no tienen una misma realidad. Y, de este modo, muchos municipios se quedan sin la posibilidad de tener una voz en la Legislatura. Lo interesante es que la agenda de la Provincia pueda tener todas las miradas”, le dice el intendente a Ámbito. Y a modo de ejemplo sostiene que “La Matanza y Magdalena están en una misma sección y no tienen nada que ver. A la hora de armar una lista, los municipios más chicos no tienen la posibilidad de hacer valer su voz. Y de esta manera el interior muchas veces queda relegado. No queremos que solo prime la agenda del Conurbano”.

En esta cruzada, Bevilacqua se apoyó en el grupo de intendentes vecinalistas e independientes que conforman el Grupo de los 7. “Esto es una cuestión institucional, después la cuestión partidaria se verá llegado el momento. Este grupo arrancó con seis y hoy somos siete y sacamos la cuenta de que podemos llegar a ser treinta, sumando a las agrupaciones de tinte vecinalista independiente, lo que nos permitirá discutir una agenda institucional que ayude al gobierno provincia; porque eso es lo que todos queremos”, le aseguró a este medio Arturo Rojas, jefe comunal de Necochea.

Los exintendentes Gustavo Pulti (Mar del Plata) y Marcelo Skansi (Carmen de Areco) fueron algunos de los que ya expresaron su apoyo. “Hay una necesidad de sentarnos a hablar. No estamos organizados, ni ordenados todavía. Pero hay que darle volumen político. El diputado y exintendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, también está trabajando con el tema de las autonomías que es otro de los ejes del proyecto. Es un tema de calidad institucional que también le pareció interesante al diputado Alex Campbell”, asegura Bevilacqua, quien agrega que la ministra de Gobierno, María Teresa García, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, ya tienen su borrador.

Una idea postergada

Más allá de las secciones electorales, los otros tres puntos principales de la iniciativa son la modificación de la Ley Orgánica de las Municipalidades, la solicitud de autonomía y la boleta única. “Es hora de que los municipios podamos hacer nuestra propia carta orgánica. En Villarino hay 16 concejales para 35 mil habitantes. Es excesivo. Tiene decidir como pasa en otros lados. En Bariloche hay un concejal cada 10 mil habitantes. Nosotros deberíamos tener 8 como mucho”, sostiene Bevilacqua.

Y cierra que “la autonomía solo es posible haciendo hincapié en el principio de suficiencia económica a través del CUD. Se hacen pactos fiscales entre nación y Provincia y los municipios no se sientan en esa mesa de discusión. Hay que cambiar porque cuando hay temas de pavimento, cunetas o cordón nos tocan el timbre a nosotros. Mi viejo siempre me decía que los cambios los íbamos a ver nosotros. Y yo no vi nada. Es necesario que nuestros hijos o nietos puedan tener esas opciones de calidad institucional”.

Dejá tu comentario