Municipios ya proyectan complicaciones con el pago de salarios de abril

Ambito Nacional

Por la cuarentena, los distritos auguran un panorama difícil para hacerle frente a su economía local. De aquellos que tocan fondos afectados a los que prevén suspensión de sueldos de funcionarios.

La preocupación crece. Y pese al paquete de ayuda que el presidente Alberto Fernández les aseguró el pasado lunes en una reunión por videoconferencia, los intendentes del conurbano tienen un objetivo en el corto y mediano plazo que los abruma más de lo habitual.

Los 380 mil millones de pesos que inyectarán desde Nación estarán destinados al auxilio de las empresas, las pymes y lograr la contención en los barrios más vulnerables. Pero ¿qué pasa con los salarios municipales que en algunos municipios representan el 80 por ciento de los presupuestos locales?.

Pese a que algunos jefes comunales adelantaron unos días el cobro de marzo y otros cumplieron con la fecha habitual, en la actualidad hay un grupo de alcaldes que todavía no pudo afrontar los pagos debido al impacto económico del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Sin dudas, el paquete de ayuda brindado desde Nación significa un alivio para la situación económica que atraviesa los vecinos ante el avance del coronavirus. Fernández ve al conurbano como principal foco de contagio cuando el Covid-19 alcance su pico.

¿Pero qué pasa mientras tanto? En Florencio Varela, el intendente Andrés Watson le adelantó a este diario que el pago a los municipales recién será posible “la próxima semana. El problema será después. Ya para el otro mes el escenario será más difícil todavía”.

“No hay recaudación posible con un municipio parado. No es una crítica. El Presidente está haciendo lo mejor. Pero sin dudas, a partir de mayo, se va a ser imposible pagar en su totalidad sin ayuda directa”, dice otro intendente del GBA que mantiene contacto permanente con el gobernador Axel Kicillof.

En Quilmes, Mayra Mendoza fue una de las que decidió adelantar el pago. Y así lo expresó vía redes: “Tomamos esta decisión porque entendemos que es lo mejor para llevar adelante el aislamiento. Si continuamos con las medidas dictadas por el Gobierno, vamos a salir”.

La Plata y Vicente López son otros de los que adelantaron o pagaron en término. Lo mismo en Mar del Plata que, pese a cumplir, desde fuentes cercanas al intendente dejaron en claro que “a partir del otro mes se complica. Ahora pudimos pagar tocando fondos afectados. Pero a nosotros se nos frenó todo. No vamos a tener recaudación. Hoy tenemos que poner plata en lugares que no estaban presupuestados como alimentos y hospitales. Tenemos un sistema de atención en el que pasaron a haber 1200 llamados diarios y para eso es necesario el personal”.

En Lanús lo viven de otra manera. “Se pagó todo en tiempo y forma. Y la recaudación de marzo fue buena. Durante los primeros 15 o 20 días tuvimos una recaudación normal por lo que están garantizados los sueldos del próximo mes. Tenemos un fondo de crisis que todavía no tuvimos que tocar”. Mientras que en diálogo con este medio el intendente de Tigre, Julio Zamora, también dejó en claro que “se nos cayeron los ingresos de manera abrupta. Vamos a tener que elegir si pagarle a los proveedores. Por eso declaré la emergencia económica por 90 días para reasignar partidas y ver cómo afrontaremos los gastos y los pagos”.

La situación no es distinta en el interior. Desde 25 de Mayo, el jefe municipal Hernán Ralinqueo asegura que “pasé un aumento de un 42 por ciento a cobrar ahora. Vamos a llegar justos, pero ese compromiso era necesario porque los municipales están en el frente de batalla. Tengo 180 trabajadores afectados. Y claro que impacta. Me ayuda llevar las finanzas como las llevamos. Veo con preocupación el futuro, pero si no llega a alcanzar, postergaremos el pago del personal jerárquico y de los funcionarios”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario