Santa Cruz: por los paros extienden ciclo lectivo

Ambito Nacional

Santa Cruz - Producto de la extenuante huelga docente que durante casi 60 días consecutivos jaqueó al ciclo lectivo 2011, el Gobierno de Daniel Peralta extendió el dictado de clases hasta el próximo 20 de diciembre, aunque se respetarán las dos semanas de vacaciones de invierno (del 18 al 29 de julio).

Se trata de parte de un paquete de medidas diseñadas para intentar paliar el impacto del paro llevado adelante por la Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac) y por la minoritaria Amet, y que fue suspendido el miércoles a la noche.

«Vamos a hacer una reorganización en todo lo que atañe a la asistencia y a las instancias de apoyo y evaluación, justamente para que los chicos tengan efectivamente clases», dijo el titular del Consejo Provincial de Educación, Roberto Borselli.

Los docentes ayer volvieron masivamente a las aulas, aunque dirigentes gremiales recalcan que las medidas de fuerza pueden volver si el Gobierno local no los convoca para volver a negociar un incremento dentro de los próximos 15 días, plazo legal para un potencial llamado paritario.

En medio del paro, Peralta decretó una recomposición del 25% en tramos que es resistida por los gremios, ya que reclaman una mejora del orden del 50%.

En paralelo, la extendida protesta generó duros cruces entre el oficialismo y la oposición, con la campaña electoral con vistas a los comicios del 23 de octubre como telón de fondo. Allí Peralta pretende lograr en las urnas su reelección.

Ayer, el jefe de Gabinete y candidato a senador nacional por el Frente para la Victoria Santacruceño, Pablo González, salió a cuestionar recientes críticas desgranadas por el diputado nacional Eduardo Costa, quien peleará con Peralta la gobernación.

Costa había asegurado días atrás que se demoraba una solución a la crisis docente por «la incapacidad del gobernador de resolver un conflicto».

En esa línea, había denunciado que «parece que el Gobierno nacional le ha soltado la mano al gobernador de Santa Cruz».

Según González, se trata de «una maniobra burda e infantil» para «tratar de pegarse a la figura» de Cristina de Kirchner. «Lo ideal sería que tenga alguna idea que contribuya a la paz social», agregó, además de asegurar: «Nunca lo escuchamos decir nada políticamente interesante».

En cuanto a la situación de los docentes, González aseguró que aún no se determinó convocar una nueva paritaria y recalcó que «el gremio tendría que haber acatado la conciliación obligatoria del 3 de mayo».

Dejá tu comentario