13 de junio 2011 - 00:00

Sapag, reelecto tras cómodo triunfo en Neuquén

Jorge Sapag, gobernador reelecto, llegó a votar bajo una espesa nube de cenizas volcánicas en San Martín de los Andes. En Neuquén capital lo hicieron su rival Farizano y su vice, Nanci Parrilli.
Jorge Sapag, gobernador reelecto, llegó a votar bajo una espesa nube de cenizas volcánicas en San Martín de los Andes. En Neuquén capital lo hicieron su rival Farizano y su vice, Nanci Parrilli.
Neuquén (de nuestra agencia) - El gobernador Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino), aliado al kirchnerismo, logró ayer su reelección, al imponerse frente al intendente de la capital, el radical K Martín Farizano, quien encabezó un amplio frente opositor que incluyó al PJ kirchnerista y que también se mostró alineado con la Casa Rosada.

Mientras continuaba anoche el lento recuento de votos, Sapag daba inicio a los festejos: dijo que Cristina de Kirchner lo llamó para felicitarlo y aseguró que «si ella decide seguir, Neuquén trabajará por la reelección de Cristina». En paralelo, Farizano reconoció su derrota. En tercer lugar se ubicó el candidato de la Coalición Cívica-ARI, Ricardo Villar. De esta manera, el MPN seguirá gobernando la provincia al menos hasta 2015, como lo hace desde hace cinco décadas.

Sin embargo, la coalición K opositora se imponía en plazas como San Martín de los Andes y Zapala. Aunque en muchas intendencias donde triunfaba la oposición, ganaba Sapag la gobernación. Neuquén capital, en tanto, no votó porque sugestivamente Farizano aún no puso fecha a los comicios.

Pese a los fuertes vientos y a la caída de cenizas del volcán chileno Puyehue, que le dieron a la votación un toque atípico, la participación rondó el 74%. De hecho, en Villa La Angostura, la más afectada por las cenizas, apenas el 35% del padrón concurrió a votar. También se evidenció un fuerte corte de boleta por el importante número de colectoras -lo que lentificó el recuento-, en una compulsa que dirimió también diputados provinciales, intendentes y concejales.

Las contingencias climáticas no impidieron además que a las 8 abriera la totalidad de las 1.451 mesas habilitadas en la provincia. El primero de los candidatos en votar fue Villar (a las 8.30, en una escuela de la capital provincial), mientras que Sapag hizo lo propio en San Martín de los Andes a las 10. Posteriormente, en la ciudad de Neuquén sufragaron Ana Pechen (compañera de fórmula de Sapag y actual vicegobernadora); Farizano y su segunda en la dupla, la senadora nacional K Nanci Parrilli (hermana del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli); Paula Sánchez (Libres del Sur), Patricia Jure (Frente de Izquierda y los Trabajadores) y Priscila Otton (de Nueva Izquierda y que en el orden nacional se alinea con Pino Solanas).

Tras emitir su voto, Sapag confirmó que en la noche del sábado habló con Cristina de Kirchner para analizar el apoyo de la Nación a la provincia frente al daño producido por las cenizas volcánicas en importantes rubros de su economía, como la ganadería y el turismo en el sur provincial.

«Coincidimos en que debe hacerse especial hincapié en la productividad de los lugares afectados y, sobre todo, en el turismo invernal», detalló sobre su diálogo con la Presidente, con quien tejió una fuerte alianza institucional a partir de 2007.

Con anteojos de esquí y barbijo, Sapag además describió a la jornada electoral como «democrática, tranquila y en paz». «Se trata de pueblos valientes y estoicos que heredan la estirpe de los pioneros», dijo, respecto de las localidades afectadas.

Sin ser candidatos, también concitaron atención al votar el exmandatario del MPN, Jorge Sobisch -quien perdió la interna con Sapag- y el exintendente de la capital, el radical Horacio Quiroga.

Pese a su posición anti-K, Sobisch avaló la estrategia llevada adelante por Sapag y evitó hacer comentarios políticos debido a la veda electoral, aunque aseguró que el MPN se presentó «férreamente unido» en esta elección.

Quien en cambio sí efectuó declaraciones políticas fue Farizano, pese a las limitaciones en este sentido, mientras que Quiroga calificó de «tarados» a quienes le robaron boletas a Villar, el único candidato no K y que le sacó votos radicales a la oposición de la UCR K-PJ K y otros partidos que van desde la izquierda del UNE a la derecha del PRO. Quiroga apoyó decididamente a Villar, lo cual generó un fuerte malestar en el radicalismo oficial de Farizano.
Informe de Hugo Morales

Dejá tu comentario

Te puede interesar