Sin colectivos por falta de combustible

Ambito Nacional

La falta de combustible provocada por los cortes de ruta que se desarrollan en la zona norte y central del país generó graves restricciones en el servicio de transporte público urbano en las principales capitales de provincias, donde hoy casi no habrá colectivos. Los inconvenientes para la distribución de combustibles debido a los piquetes de los transportistas ya impacta fuertemente a las principales ciudades del país, donde la movilidad resulta caótica.
Para el transporte público la falta del insumo es más complicada que la que afrontan otros grupos de consumidores. Sucede que las empresas concesionarias del servicio dependen de la disponibilidad de gasoil subsidiado que el Estado les provee a través de YPF, y actualmente esa proveedora no tiene fluido disponible.
Asimismo, la escasez de combustible resulta por estos días superior al desabastecimiento de alimentos, ya que por lógica en el caso del transporte público no existen alternativas para suplantar el servicio. En este sentido, y aprovechando el feriado de hoy, en las empresas se reducirá al mínimo la prestación. Por caso, en la ciudad de Santa Fe, el transporte urbano de pasajeros no circulará en la ciudad, salvo la Línea 2 que aún dispone de reservas de gasoil. Así lo confirmaron los empresarios y el subsecretario de Transporte de la Municipalidad, Sergio Ludueña: «La medida se aplica para retomar el servicio el día martes 17, cuando se vuelve a la actividad laboral y escolar», dijo.
Asimismo, la Municipalidad de Paraná, Entre Ríos, anunció que hoy no habrá servicio de transporte urbano de pasajeros en la ciudad, como consecuencia del desabastecimiento de combustibles que desde hace varios días aqueja a todo el país. Asimismo, este domingo el servicio se interrumpió a las 19.30.
En tanto en Chaco, la grave escasez de combustibles hizo que desde ayer, algunas líneas de colectivos que cumplen recorridos en el Gran Resistencia, decidieran espaciar las salidas de sus coches, alargando las frecuencias y buscando así reducir el consumo de gasoil, ya que prácticamente han dejado de conseguirlo en el mercado local.
Las líneas optaron por parar entre una cuarta y una tercera parte de sus flotas de colectivos, y las empresas calculan que si no hay novedades en el suministro, los ómnibus del área metropolitana dejarían de circular por completo a mediados de la semana que viene.
«Lo que se dijo desde el gobierno sobre que la situación se iba a normalizar hacia el fin de semana no era para nada cierto. El gerente de la planta de YPF me dijo que la barcaza que se había anunciado que iba a llegar a Barranqueras con combustible, finalmente quedó en Goya, porque por la bajante del Paraná no podía llegar a la costa chaqueña. Entonces, estamos con una reserva crítica y lo peor es que no sabemos cuándo se va a normalizar la provisión», dijo Carlos Sartori, de la empresa San Fernando Urbano, concesionaria de la Línea 5 en Resistencia.

Dejá tu comentario