Tercera vía: vecinalismo suma representación

Ambito Nacional

Las elecciones intermedias siempre fueron el escenario ideal para las terceras vías. Así lo dejaron en claro los últimos comicios. Sin embargo, a poco de la realización de una nueva votación, la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio parece encaminarse nuevamente hacia el protagonismo electoral.

Bajo ese marco, la agrupación Buenos Aires Primero, que aúna a todos aquellos vecinalismos que sean gobierno o no, llevó adelante su segundo congreso para compartir experiencias ante lo que en breve será la definición de si intentarán trasladar sus ideas de gestión y de participación a la Provincia.

En las últimas semanas tanto Tornquist como Necochea conformaron sus espacios vecinalistas que, en la actualidad, lideran Sergio Bordoni y Arturo Rojas. Ambos habían accedido a la intendencia a través de Juntos por el Cambio, pero hoy están completamente separados de ese color político.

Con estas dos nuevas plazas, el vecinalismo ya cuenta con cinco municipios de gestión (sumados a Tres Arroyos, Villarino y Salliqueló) que, en breve, serán seis, cuando se constituya el espacio de Guillermo Britos en Chivilcoy.

El congreso se llevó a cabo días después de que los intendentes que forman parte del espacio descartaran un encuentro virtual con el ex ministro de Transporte Florencio Randazzo, algo a lo que sí accedieron algunos de los dirigentes vecinalistas sin tierra como el exjefe comunal marplatense Gustavo Pulti, quien por lo bajo dejó en claro que ya juega para el exfuncionario.

Semanas atrás, el exintendente de Chivilcoy, Ariel Franetovich, había confirmado que Randazzo está trabajando en un proyecto nacional. Y desde entonces, el líder Cumplir comenzó a dialogar con todo el arco opositor bonaerense en pos de conseguir opciones de representatividad municipal y también provincial. “La figura de Florencio sigue siendo convocante para varios dirigentes que hoy por una mayoría de dirigentes que hoy no se sienten representados por el Frente de Todos pero que nunca se cruzarían a Juntos por el Cambio”, le aseguraron a este diario fuentes cercanas al chivilcoyano. “La idea primero es afianzar los vínculos locales para luego llevar ese caudal de votos donde mejor nos represente: ya sea a través de una candidatura propia o como parte de un proyecto”.

Sin embargo, para los vecinalistas con gestión, Randazzo no es una opción. “Hablamos de nuevas formas de hacer política. Sería contradictorio generar una alianza con Randazzo, Camaño o Pichetto”.

Dejá tu comentario