Baradel volvió a lanzar a Kicillof para seguir en la gobernación

Política

Campaña gremial, junto a Pablo Moyano, para equiparar salarios de los trabajadores de todos los municipios en la Provincia de Buenos Aires.

El sindicalista docente Roberto Baradel confirmó el apoyo de su sector a la reelección de Axel Kicillof. “No tengo la menor duda que el mejor plan de acción que podemos llevar adelante es que Axel Kicillof vuelva a ser gobernador de la Provincia (de Buenos Aires) porque valora el trabajo de los docentes, el compromiso, respeta las organizaciones sindicales y da respuestas”, postuló el secretario general del gremio mayoritario de la actividad en el distrito, Suteba, y número dos de la CTA de los Trabajadores.

Como reseñó la semana pasada este diario, la campaña de gremios a favor de un nuevo mandato de Kicillof comenzó a diseñarse a fin de año y en lo que va de enero ya concitó varias adhesiones. En particular, del espacio que coordina uno de los tres titulares de la CGT, Pablo Moyano (el Frente Sindical por el Modelo Nacional), la Corriente Federal de Trabajadores y la CTA de Hugo Yasky. La excepción es Facundo Moyano, hermano menor de Pablo y adjunto del sindicato de peajes Sutpa, quien mantiene un enfrentamiento con el gobernador por la concesionaria que controla en las vías de acceso a la Costa bonaerense (Aubasa).

Baradel, uno de los impulsores del proyecto que auspicia Kicillof para emparejar los salarios de cientos de miles de trabajadores municipales, le dijo a la radio AM 530 que el contraste entre el actual mandatario provincial y su antecesora, María Eugenia Vidal, es “el día y la noche”. El docente mantuvo un enfrentamiento constante con Vidal, a quien el sindicalismo señala como máxima responsable de la denominada “Gestapo antisindical” que admitió su exministro de Trabajo Marcelo Villegas en una reunión expuesta mediante una grabación subrepticia.

El dirigente sindical también se refirió a la necesidad de una campaña para revertir lo que consideró una “prescripción” contra Cristina de Kirchner. “Una de las prioridades que tenemos que tener los militantes del campo nacional y popular es que la persona que lidera mayoritariamente el espacio no puede estar proscripta, hay que romper esa proscripción”, advirtió. Baradel le dio aire, así a una movilización que se prepara para el 24 de marzo con la consigna de apoyar a la vicepresidenta y, eventualmente, impulsarla a que de marcha atrás en su anuncio de no postularse a un cargo público este año.

En ese sentido destacó el armado de una “Celac social” en espejo de la cumbre regional reunida en Buenos Aires, que podrían integrar organizaciones sindicales y movimientos sociales y propiciar el fin del “lawfare”, en alusión a la guerra jurídica denunciada por el kirchnerismo. “Quieren impedir que líderes populares que están al frente de procesos políticos que tienen que ver con la mejora de vida de las condiciones de nuestro pueblo”, apuntó.

Dejá tu comentario