La Unión Europea se divide ante la posibilidad de pagar el gas ruso en rublos

Bruselas autorizó a las empresas de energía a abrir cuentas en un banco ruso para pagar en euros, que luego Moscú convertirá en rublos. Las sanciones contra Rusia se debilitan.

Bruselas autorizó a las empresas de energía a abrir cuentas en un banco ruso para pagar en euros, que luego Moscú convertirá en rublos. De esta forma, los consensos en Bruselas se están resquebrajando. El primer ministro húngaro Viktor Orbán no es el único que rechaza las sanciones contra el petróleo y el gas rusos.

Además, los países de la Unión Europea están negociando un acuerdo sobre las sanciones petroleras rusas que embargaría las entregas de envíos. De esta forma se eximiría las sanciones sobre el petróleo entregado por oleoductos, a fin de ganar apoyo de Hungría y a otros Estados miembros sin salida al mar.

Otro portavoz dijo que los embajadores de los Estados miembros de la UE podrían llegar a un acuerdo en Bruselas el domingo, a tiempo para que sus líderes logren un consenso en la cumbre del 30 y 31 de mayo. La idea es dividir el embargo de petróleo entre las entregas por oleoducto y por mar", dijo un portavoz. "El oleoducto obtendría una exención durante algún tiempo para organizar un reemplazo".

La resistencia de Hungría a las sanciones petroleras -y la reticencia de un puñado de otros países- retrasó la aplicación de un sexto paquete de sanciones de los 27 miembros de la UE contra Rusia por su invasión de Ucrania.

Las sanciones propuestas por la Comisión Europea, el ejecutivo de la UE, requieren el apoyo unánime de todos los Estados miembros, y Hungría, país sin litoral que depende en gran medida de las importaciones de petróleo ruso a través de un oleoducto, las bloqueó.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, dijo esta semana en una carta a los demás Estados miembros que no intentaran acordar el embargo de petróleo en la cumbre si no había unanimidad.

Su jefe de gabinete, Gergely Gulyas, dijo que Hungría necesitaba entre tres años y medio y cuatro años para alejarse del crudo ruso y realizar enormes inversiones para ajustar su economía. También aseguraron que necesitaría unos 750 millones de euros (804 millones de dólares) en inversiones a corto plazo para mejorar las refinerías y ampliar un oleoducto que trae petróleo desde Croacia.

Dejá tu comentario